La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Atentados del 11 de marzo de 2004

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Los atentados del 11 de marzo, 2004, también conocido como 11-M, fueron una serie de ataques terroristas coordinados en trenes de cercanías en Madrid, España, en la mañana del 11 de marzo del año 2004

Detalles de los atentados

En la mañana del jueves 11 de marzo de 2004, diez mochilas cargadas con TNT hicieron explosión en cuatro trenes de cercanías de Madrid (España) mientras estaban entrando y saliendo pasajeros en cuatro estaciones diferentes.

Las explosiones tuvieron lugar en hora punta, entre las 07:39 y las 07:42 horas en las estaciones madrileñas de Atocha (3 bombas), El Pozo del Tío Raimundo (2 bombas) y Santa Eugenia (1 bomba) y en un cuarto tren en la calle Téllez en camino a Atocha (4 bombas). Las fuerzas de seguridad encontraron otros tres artefactos que, según el ministro de Interior Ángel Acebes, iban a estallar cuando llegaran las ambulancias.

Gravedad de los atentados

El número oficial de muertos a 23 de marzo es de 190 (de ellos, 177 en el acto) y más de 1800 heridos, con lo que éste es el segundo peor ataque que ha sufrido Europa en tiempos de paz, después del ataque aéreo (derribo de un avión de la Pan Am) en Lockerbie el 21 de diciembre de 1988. El número de 202 fallecidos dado en un principio fue reducido debido a la identificación errónea de algunos restos.

La policía desactivó varias bombas que iban a explotar en las estaciones. Un total de 13 bombas fueron preparadas para este ataque, que ha tenido lugar tres días antes de las elecciones generales.

Autoría

La autoría de los atentados sigue bajo investigación.

ETA

En un primer momento, el atentado se atribuye, desde el gobierno y la mayoría de los medios de comunicación nacionales (al contrario que los internacionales), a ETA. La Guardia Civil ya había desactivado numerosos artefactos atribuidos a ETA, y el 29 de febrero había capturado más de 500 kg de explosivos y arrestado a dos presuntos miembros del grupo terrorista vasco. Los explosivos incautados eran, en un principio y según el gobierno, del mismo tipo titadine que los usados en los atentados de Madrid, aunque posteriormente se verificó que esto era falso (se trataba de Goma-2 Eco).

Sin embargo, ETA suele avisar antes de sus ataques indiscriminados, y antes de este ataque no hubo ningún aviso. El director de la Europol Jürgen Storbeck ha dicho que las explosiones "no se corresponden con el modus operandi que ETA ha adoptado hasta ahora". Además, dado que los ataques se producen 2 años y medio después de los atentados del 11 de septiembre, podría decirse que siguió patrones de grupos terroristas que eligen atacar en días de especial significación para ellos. Se ha dicho mucho en los medios norteamericanos que el atentado tuvo lugar 911 días después del 11 de septiembre, al que en inglés se refieren habitualmente como 9/11; pero esto es falso, ya que realmente tuvo lugar 912 días después.

ETA ha reivindicado la responsabilidad de más de 800 muertes desde su creación, en 1968. ETA ha atentado en otras ocasiones en época de campaña electoral. Posteriormente, ETA ha declarado en dos ocasiones, antes y después de las elecciones del 14M, que no fue obra suya. Tanto la Audiencia Nacional, como el CNI y la policía declararon que, efectivamente, era poco probable que se tratara de ETA.

Al-Qaida o un grupo afín

La izquierda abertzale, a través de Arnaldo Otegi (dirigente del partido político Batasuna, ilegalizado por su vinculación con ETA) "rechaza totalmente" esta "masacre" y se desvincula del atentado, descartando que ETA esté implicada, por la radio y en rueda de prensa, también desde un primer momento. Sugiere como hipótesis que los culpables sean terroristas islámicos como al-Qaida, quizá como respuesta al apoyo español a la invasión de Irak. La primera reacción del gobierno es rechazar esta interpretación, considerando que sólo trata de enturbiar la investigación.

La tarde/noche del 11 de marzo, y según el Ministro del Interior, se abre una nueva línea de investigación al encontrarse una cinta en árabe con versículos del Corán en una furgoneta con detonadores robada recientemente, encontrada en Alcalá de Henares, de donde venían tres de los cuatro trenes. En esta misma línea, el periódico 'Al Quds Al Arabi' Al-Quds ha recibido en su sede en Londres una carta que afirma que las Brigadas de Abu Hafs Al Masri, en nombre de al-Qaida, la red terrorista de Osama Bin Laden, está detrás de los atentados perpetrados en Madrid. Según dice, estos ataques son un "ajuste de viejas cuentas" con España, a la que acusa de complicidad con Estados Unidos y Gran Bretaña en una "cruzada contra el Islam".

Posteriormente, se ha dudado de la autenticidad de esta comunicación, ya que el grupo ya reclamó la responsabilidad por los apagones de Nueva York, que luego se determinaron causados por un fallo técnico, además del atentado contra las sinagogas en Turquía el 15 de noviembre de 2003 y de la delegación de las Naciones Unidas en Bagdad el 19 de agosto del mismo año.

En Noviembre 2001, las autoridades españolas arrestaron a ochos hombres sospechosos de ser operativos de al-Qaida, uno de ellos ha reportado tener relaciones en el pasado con ETA, pero finalmente a ninguno de ellos se le ha podido imputar ningún delito. Osama bin Laden amenazó públicamente en 2003 con acciones de castigo contra países que apoyaran a Estados Unidos en la invasión de Irak, indicando específicamente el nombre de España, que tiene 1300 soldados en suelo irakí al principio de 2004.

A las 14 horas del día 12 de marzo, el Ministerio del Interior dio una serie de detalles sobre los detonadores y tipo de explosivo empleado que parecen encaminar las sospechas hacia algún grupo islámico ya que son completamente diferentes a los que ha utilizado ETA en los últimos años.

El 13 de marzo cinco personas son arrestadas, tres marroquíes y dos indios que estarían relacionados con la tarjeta telefónica prepago hallada en la mochila bomba que la policía desactivó junto a la comisaría de Vallecas. Posteriormente, la policía recoge una cinta de vídeo que contiene una comunicación en árabe de un varón con acento marroquí. En el vídeo, esta persona afirma ser Abu Dujan al Afghani, portavoz de Al-Qaida en Europa, y reivindica los atentados en nombre de este grupo terrorista. Texto integro del mensaje:[1].Video [2]

Antecedentes: la semana anterior

Un día antes, dos personas habían distribuido panfletos en la región vasca, para que se atacase a la Renfe.

La semana anterior, un grupo terrorista llamado AZF negociaba con el Ministerio del Interior francés amenzando con atentar contra trenes franceses. AZF era el nombre de una fábrica que explosionó accidentalmente, según informes oficiales, en la ciudad de Tolosa a unos cien kilómetros de la frontera con España, el 21 de septiembre de 2001, entonces sólo diez dias después del 11 de septiembre del 2001. Hasta ahora, no existe ninguna relacion entre estos dos sucesos.

Reacciones políticas y sociales

11 de marzo (nacional)

  • A tres días de las elecciones generales, los principales partidos políticos suspenden sus actos electorales tras el atentado.
  • El gobierno decreta tres días de luto nacional, y convoca para mañana día 12 de marzo de 2004 una manifestación en todas las capitales de provincia de España, bajo el lema Con las víctimas, con la Constitución, por la derrota del terrorismo.
  • El Rey Don Juan Carlos I pronuncia a última hora de la tarde un mensaje por televisión, condenando el atentado. Es la primera vez que se dirige a la nación (aparte de sus tradicionales mensajes de Navidad) después del golpe del 23-F. En el discurso, no hizo ninguna referencia explícita a ETA ni a Al Qaeda.
  • Se suceden concentraciones silenciosas en rechazo por el atentado en las universidades españolas.

11 de marzo (internacional)

  • Diversos líderes mundiales han expresado su condena por los atentados de Madrid y se han solidarizado con las víctimas.
  • El Parlamento Europeo declara el día 11 de marzo "día de las víctimas del terrorismo".
  • La bandera de la Unión Europea ondea a media asta.
  • Estados Unidos ofrece su apoyo en la lucha antiterrorista para localizar a los responsables.
  • Israel manda a expertos para el reconocimiento de los cadáveres y el análisis de ADN.
  • Amnistía Internacional condena los atentados. [3]
  • En Francia, todas las banderas nacionales ondean a media asta durante los tres días de luto en España.
  • La mayor parte de las bolsas europeas cayeron entre un 2 y un 3% como consecuencia de los ataques de Madrid. El índice Dow Jones cayó un 1,6%. Las acciones de empresas relacionadas con la aviación y el turismo fueron las más afectadas.

12 de marzo

13 de marzo

En Pamplona, un policía nacional, que no estaba de servicio, disparó y mató a un panadero. Inmediatamente se entregó para ser arrestado. Al parecer, la mujer del policía había instado al comerciante a colocar un cartel en contra de ETA, a lo que él se había negado. Posteriormente una mujer moriria debido a una carga policial, efectuada para disolver una concentracion en protesta por este asesinato.

A las 18:00, miles de manifestantes se congregaron ante las sedes del Partido Popular en varias ciudades españolas para pedir saber quién estaba detrás de los atentados antes de las elecciones del domingo. La Policía había estado observando estas manifestaciones espontáneas, y en algunos casos pidieron identificación a los manifestantes, ya que estas manifestaciones espontáneas son ilegales bajo la ley española. El candidato a la presidencia Mariano Rajoy tildó las manifestaciones de "hechos gravemente antidemocráticos [...] que tienen por objetivo influir y coaccionar la voluntad del electorado en el día de reflexión". El Partido Popular se quejó ante la Junta Electoral Central, ya que el día antes de las elecciones es día de reflexión, y por tanto, no se permite ninguna campaña política.

Unas 3.000 personas se congregaron ante la sede del Partido Popular en la Calle Génova de Madrid. En Barcelona, una marcha de 150 personas que empezó a las 19:40 en la Rambla de Canaletas creció en número a 3.000 personas antes de convertirse en manifestación en la Plaza de Sant Jaume. 1.500 personas se manifestaron en Santiago de Compostela y otras 1.500 en Sevilla. Al parecer, las manifestaciones fueron organizadas a través de la mensajería instantánea mediante teléfonos móviles y también a través de correo electrónico. Algunos de los lemas fueron: "antes de votar, queremos la verdad", "¿quién ha sido?", "en Europa ya lo saben" y "se nota, se siente, el gobierno miente". En varias calles de Madrid, hacia las 23:00 se produce una "cacerolada" que seguirá en la Puerta del Sol. Durante horas se concentraron varios miles de personas con los mismo lemas y se alternan silencios, en homenaje a las víctimas, con la cacerolada y protestas contra la actuación del gobierno. Un minuto de silencio a la 01:00, peregrinación hasta la Estación de Atocha y otro minuto de silencio en homenaje a las víctimas.

14 de marzo

  • En Rumanía, todas las banderas nacionales ondean a media asta y el gobierno declara el 14 de marzo día de luto nacional solidarizándose con las víctimas españolas y rumanas (9 muertos, 8 desaparecidos y 24 de los 76 heridos todavía hospitalizados).
  • Tienen lugar las elecciones generales. Desde diversos medios de comunicación se anima a los ciudadanos a votar en las urnas para que "los terroristas no coarten la democracia". El resultado fue una victoria sorpresa del PSOE, con una alta participación, de cerca de un 78%.

Manifestaciones y homenajes

En toda España tuvieron lugar manifestaciones espontáneas, sobre todo contra ETA, en cuanto se dio a conocer la noticia del atentado, antes de la manifestación convocada por el Gobierno para el día siguiente a las 19:00. [4] El lehendakari Juan José Ibarretxe condenó los ataques.

Manifestaciones
Madrid2.000.000
Barcelona1.500.000
Valencia700.000
Sevilla650.000
Zaragoza400.000
Málaga400.000
Vigo400.000
Murcia300.000
Oviedo300.000
Cádiz300.000
Bilbao300.000
Granada250.000
Alicante250.000
Santa Cruz de Tenerife250.000
Valladolid250.000
Las Palmas de Gran Canaria225.000
Córdoba200.000
La Coruña200.000
Palma de Mallorca140.000
Pamplona125.000
Guadalajara120.000
Huelva120.000
Jaén120.000
Almería120.000
Salamanca100.000
Santiago de Compostela100.000
Castellón de la Plana100.000
Albacete100.000
Logroño100.000
León100.000
Burgos100.000
Vitoria90.000
Santander85.000
Badajoz80.000
Ferrol80.000
Orense80.000
Pontevedra75.000
Ciudad Real70.000
Gerona58.000
Cáceres50.000
Cartagena50.000
Lugo50.000
Ibiza42.000
Tarragona40.000
Lérida40.000
Segovia40.000
Zamora40.000
Ceuta35.000
Melilla30.000
Cuenca30.000
Lorca25.000
Toledo25.000
Talavera de la Reina25.000
Palencia25.000
Mérida20.000
Medina del Campo15.000
</font>


El 12 de marzo, tuvieron lugar concentraciones contra el terrorismo a las 12:00. La mayor parte de los comercios cerraron a las 18:30, y colgaron banderas de España con un lazo negro o carteles para expresar solidaridad hacia las víctimas.

A las 19:00, 2,3 millones de personas se manifestaron en Madrid (población de 4 millones) bajo una lluvia intensa, gritando "todos íbamos en ese tren", "no estamos todos: faltan 200", "España unida jamás será vencida" o "Asesinos, asesinos". En un principio la manifestación iba a tener lugar entre la plaza de Colón y Atocha, de hecho se llenaron también las calles adyacentes. Un total de 11,4 millones de personas se manifestaron por toda España. [5]

El príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina de Borbón se unieron a la manifestación, siendo ésta la primera vez en la historia que un miembro de la familia real española lo hace. El cardenal Rouco Varela, Arzobispo de Madrid, también se manifestó por primera vez. También estuvieron allí el presidente del Gobierno José María Aznar, el presidente de la Comisión Europea Romano Prodi, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, el primer ministro portugués José Manuel Durão Barroso y el primer ministro francés Jean-Pierre Raffarin, así como los ministros de Exteriores alemán, sueco y marroquí. [6] [7]

Nueve millones de personas se manifestaron en otras ciudades españolas. En Barcelona se manifestaron 1,5 millones, con el lema Avui jo també sóc madrileny (Hoy también soy madrileño). Es especialmente significativo que en varias ciudades, el número de manifestantes superó la población normal de las mismas, como ocurrió en Cádiz (140.000 habitantes; 350.000 manifestantes).

También se produjeron manifestaciones en otras ciudades de Europa y América.

Referencias


Notas