La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Arquitectura románica

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Iglesia de San Martín de Frómista (Palencia).

Características

El templo es la obra fundamental del románico. Es el cuerpo de Cristo, la casa de Dios, la imagen de la Jerusalén celeste. Está orientado, simbólicamente, hacia el Este donde se sitúa el ábside. Representa un pequeño microcosmos. Valora el espacio interior. En el románico se divulgan unos métodos constructivos y técnicas, que son una auténtica revolución.

Tiene ábside, girola, crucero, tribunas, torres en las fachadas, cimborrios, etc. Utiliza la piedra como material predominante. Los cimientos son muy estables, sobre todo se utilizan pilares, pero también columnas, y un muro de carga ancho al que están adosados los contrafuertes. Utiliza el arco de medio punto, la bóveda de cañón y la de arista. No faltan ejemplos de cubiertas a dos aguas y de cúpulas, de influencia bizantina e islámica. La planta es de cruz latina, con tres o cinco naves, la central más alta que las laterales, pero también hay ejemplos de plantas centrales: de cruz griega, basilicales o redondas. La fachada está articulada, deduciéndose del exterior la estructura interna, con la nave central, la tribuna, etc. Suelen tener torres en la fachada o en el crucero. En las construcciones románicas de más calidad son muy comunes las marcas de canteros.

Los elementos sustentantes más destacados son: el muro, que es muro de carga, con pocos vanos, ya que tiene que soportar el peso de las bóvedas; el pilar, que tiene como novedad su planta cruciforme. Puede tener columnas adosadas; y la columna, que aparece en el interior del templo alternando con el pilar en los claustros, los ábsides, etc. A diferencia de la columna clásica, pierde el sentido del canon y se estrecha extraordinariamente. Los capiteles se decoran con relieves de los temas comunes.

En las cubiertas encontramos una auténtica revolución. Las primeras cubiertas son de madera y planas. Luego, la madera se sustituirá por piedra, y para que no se caiga se empleará la bóveda, tanto de cañón como de arista. La bóveda dio al templo un sentido simbólico, la representación del cielo, además de una mayor musicalidad. Hacer una bóveda de cañón es de una gran complejidad técnica. Para ello se emplearán los arcos fajones, solución que aparece en el prerrománico asturiano. Los arcos fajones dividirán la bóveda en varios tramos, estos arcos descansarán sobre gruesos pilares, que se reforzaran por el exterior con contrafuertes. La bóveda de cañón será la que cubra la nave central, mientras que las laterales se cubrirán con bóvedas de arista, que sólo permiten tapar un espacio cuadrado y no demasiado alto. Los ábsides se cierran con bóvedas de horno. No faltan las cúpulas, por influencia bizantina, que se colocan en los cruceros. Generalmente, las cúpulas se erigen sobre trompas, aunque también las hay sobre pechinas. En el fondo, todo este sistema trata de buscar la altura y que la luz penetre en el templo. Progresivamente se irán abriendo vanos, sobre todo en las iglesias de peregrinación, para ventilarlas, hasta llegar al gótico.

En las iglesias de peregrinación aparece la tribuna o triforio un espacio superpuesto a las naves laterales y abierto a la nave central en el que se alojaban los peregrinos. A través de la tribuna llega al interior de la iglesia la luz y el aire exterior. Además, el triforio, junto con los contrafuertes, es un elemento para contrarrestar el peso de la bóveda.

La planta de la iglesia tiene una función simbólica, por lo que domina la planta de cruz latina. En la planta distinguiremos: las naves, o cuerpo del templo, el crucero (transepto), o brazo perpendicular, y el ábside o cabeza, que puede tener absidiolos. En el ábside central se sitúa el altar mayor, aquí convergen las principales líneas de fuerza del edificio. Las naves laterales se unen gracias a una girola o deambulatorio que circunda el ábside de la nave central. Esto permite el tránsito de los peregrinos y la proliferación de absidiolos. En la fachada del templo aparecen dos torres gemelas que flanquean la entrada. A veces, la iglesia forma parte de un monasterio, en cuyo caso tiene adosado un claustro. Alrededor de él se sitúan las dependencias del monasterio, celdas, refectorio, sala capitular, cocina, etc.

El templo se ilumina, fundamentalmente, de dos maneras: abriendo vanos en las naves laterales, cuando la nave central no es mucho más alta, y abriendo vanos en la nave central, cuando esta tiene suficiente altura. No obstante, la luz en el interior de los templos es escasa.

Otro elemento importante es la portada. La portada tiene una estructura abocinada, gracias a las arquivoltas. El tímpano se decorará, así como las jambas y el parteluz, que divide la entrada en dos. El parteluz se remata con un dintel para formar el tímpano. Todo ello está decorado con relieves de la temática tradicional, pero también aparecen motivos geométricos, ajedrezado, bolas, diamantes, dientes de sierra, rollos, etc.

Entre las construcciones civiles destacan los castillos. Tenían una robusta torre de dos o más pisos, torre del homenaje, en la que habitaba el señor con su familia y su servidumbre. También había granjas para la familia de los siervos y establos para el ganado. Todo ello estaba protegido por una muralla. También se construyen puentes. Los puentes son estrechos y de un solo arco.

El primer románico

Generalidades y características

El término de «primer románico» es una aportación española al estudio del arte románico. Fue acuñado a principios del s. XX por Josep Puig i Cadafalch, el cual investigó en el arte catalán. Con esta expresión, Cadafalch se refiere al arte románico que se da entre los años 1000 y 1075. El arte de estos años se caracteriza por tener un gran afán en la construcción de edificios y por tratarse de una arquitectura ambiciosa. Es un arte en el que los abovedamientos se extienden por todo el edificio y en el que su topografía (su planta) cambia. Este nuevo tipo de planta está precedida por la arquitectura carolingia. Además el arte de estos años se caracteriza por la ausencia casi total de decoración escultórica. En el primer románico las cuadrillas de canteros lombardos tienen una gran importancia, pero no todo el primer románico es lombardo, puesto que el románico lombardo pervive más allá del primer románico.

Otros historiadores hablan de «primeros románicos» y también de «primer románico meridional o mediterráneo», el cual relativizaría el protagonismo de los canteros lombardos.

El protagonismo de Cataluña en el primer románico viene dado por sus casas condales y por sus instituciones eclesiásticas. Además hay que destacar que Cataluña fue poco castigada por las razzias de Almanzor y que fue una época en la que los condados catalanes avanzaron territorialmente. Es un periodo en el que la situación política es distinta al resto de estados peninsulares, ya que existe una estrecha relación con Francia y con Italia. Los contactos que buscaban los catalanes con Italia eran para que los condes y obispos catalanes pudieran manifestar su independencia respecto a los franceses, y así depender directamente del papado de Roma y no de Francia.

Características del primer románico catalán

En estos edificios se aprecian tres ingredientes:

  1. Continuidad de tradiciones anteriores.
  2. Influencia del arte carolingio.
  3. Influencia de los canteros lombardos.

En cuanto a la idea de continuidad de tradiciones anteriores, los historiadores catalanes la defienden para manifestar un mayor europeísmo y poder así pedir una tradición independiente catalana. Sí que es cierto que existen algunos detalles que nos recuerdan a edificios del s. X como, por ejemplo, el tipo de aparejo con el monasterio de Saint-Michel-de-Cuxa o los capiteles de Santa María de Ripoll, aunque son supervivencias puntuales y aisladas.

Del arte carolingio (750-850) se toma su topografía arquitectónica. El arte carolingio había imitado al arte de los antiguos emperadores. Es un arte que imita los edificios imperiales de Roma de los siglos IV y V.

Los edificios son grandes y complejos en su diseño y en su sistema de cubiertas. Son edificios basilicales, generalmente de tres naves y excepcionalmente de cinco. Como son tan grandes, la separación entre soportes es mayor y éstos pasan a ser pilares en vez de columnas. Los edificios serán de planta circular o cuadrada y van a recibir abovedamientos integrales, incluidas las naves. También se desarrolla la cabecera. Se emplea el ábside semicircular. Este ábside se caracteriza por no tener un estrechamiento sino que se abre al cuerpo de naves. Como elementos carolingios se incorporan el transepto, la cripta (que sirve para venerar al santo y para elevar el altar), el deambulatorio y también novedades en la fachada como el empleo de torres, que toman como modelo a los alminares musulmanes. También se emplean torres circulares.

La aportación lombarda se centra en cuestiones técnicas y ornamentales. El estilo que emplean tiene su origen en el norte de Italia. Los lombardos continúan con las ideas que aparecían en los monumentos de Milán y Rávena: juegan con los volúmenes, con la articulación mural, con el empleo de bóvedas.

En los edificios catalanes usan el sillarejo como tipo de aparejo. Son piedras de tamaño no muy grande y de forma irregular. La articulación de muros que se aplica a los paramentos da una cierta animación al muro. Consiste en el empleo de lesenas o bandas lombardas, de arcos lombardos, de dientes de sierra, de series de nichos o de ventanas ciegas, etc. Los edificios catalanes también se caracterizan por la extensión de los abovedamientos (utilizan bóvedas de cañón y de arista) y por la ausencia de elementos escultóricos clásicos (capiteles...).

Las empresas arquitectónicas del abad Oliba

El abad Oliba (971-1046) es el principal impulsor del primer románico y el responsable de la introducción de los lombardos en territorio hispano. Fue conde de Cerdeña y Besalú. Decide ser monje por vocación y en 1002 ingresa en el monasterio de Ripoll. En 1008 fue nombrado abad de dicho monasterio y del de Cuixà y en 1018 fue nombrado obispo de Vic por la condesa Ermessenda. Desde 1021 fue miembro de la asamblea suprema, especie de tribunal integrado por los jefes de las grandes casas de Cataluña y por los obispos de Gerona, Vic y Barcelona. Llegó a viajar a Roma en dos ocasiones. El abad Oliba emprendió una gran política de construcción de edificios y en todos ellos introdujo a cuadrillas de canteros lombardos. En 1023, como resultado de la continua labor realizada para recuperar las posesiones pertenecientes a Vic y Ripoll, fundó el monasterio de Montserrat y, al mismo tiempo, desplegó una gran actividad para resolver los problemas que le planteaban la defensa y repoblación de las fronteras dependientes del obispado de Vic. --Alberto San José Mendo 20:23 23 may, 2005 (CEST)

La arquitectura románica en Europa

En Francia se dan todas las tipologías, y presenta el tipo clásico, no en vano aquí nace el estilo románico. Las fachadas de la escuela de Provenza son las más antiguas. Se construye en piedra. Las naves laterales hacen las veces de contrafuertes de la central. En el crucero se levanta torres o cimborrios de dos pisos. Su aspecto exterior es austero. Las iglesias más destacadas son las de San Trophime de Arlés, San Víctor de Marsella y la catedral de Aviñón. En la escuela de Languedoc aparecen las primeras iglesias de peregrinación, con cinco naves y girola. Templos importantes son: San Sernin de Toulouse y Santa Fe de Conques. El tipo clásico de románico se encuentra en la región central: la escuela de Auvernia. Las iglesias tienen ábside y girola. Las naves laterales tienen dos pisos, en los que se encuentra el triforio. La nave central tiene bóveda de cañón. Los arcos son de grandes dimensiones. Y las piedras utilizadas son de colores. Destacan las catedrales de Puy y Notre-Dame la Grande en Poitiers. En la escuela de Aquitania y el Perigord aparecen las cúpulas, como en la catedral de Angulema y San Front de Perigueux. La escuela de Borgoña posee el modelo típico románico, el que más se difundió. Aquí se encuentran la abadía de Cluny, la catedral de Autun y la iglesia de Vezelay. La escuela del dominio real en la que se encuentra la iglesia de San Denis. Y la escuela de Normandía, que influiría en Inglaterra. Sus iglesias son más altas, armoniosas y, por la tanto, con más luz. En el exterior destacan las tres portadas, que corresponden a sendas naves. Destacan las iglesias de San Etienne de Caen y la Trinidad de Caen.

En Italia hay una profunda influencia bizantina y de la arquitectura clásica. Se dan las escuelas de: Piamonte, Toscana y Lombardía con construcciones de ladrillo y un sistema triple de edificios, a la manera paleocristiana, de: iglesia, baptisterio y campanario. Destacan las iglesias de San Ambrosio de Milán, San Abundio de Como, San Zenón de Verona, San Miguel de Lucca, y las catedrales de Parma, Pisa y Módena. En la escuela toscana el mármol es el material constructivo por excelencia. En el exterior destaca la combinación de elementos arquitectónicos repetidos: franjas horizontales, arquillos ciegos y frontones y columnas.

En Alemania los edificios son muy grandes, altos y desarrollados en longitud, construidos en ladrillo. Los muros se rematan con arquerías. Persisten, aquí, las formas carolingias, con la planta basilical y las columnas de imitación clásica. La cubierta es plana, de madera y está pintada. Las naves se dividen por medio de hileras de columnas, que se alternan con pilares. Poseen dos ábsides, uno a cada extremo de la nave, esto obliga a abrir las puertas en los laterales del templo, por lo que carecen de fachada. Posee, también, doble transepto. Destacan las iglesias de Santa María de Laach en Colonia, el grupo de Ratisbona y las catedrales de Worms, Maguncia y Espira, y la capilla palatina de Aquisgrán.

En Inglaterra se siente la influencia normanda, hasta el punto de conocerse también como estilo anglonormando. Los templos alcanzan una mayor altitud y longitud. Las naves laterales están separadas de la central por sendas hileras de pilares alternando con gruesas columnas. Los fustes tienen una decoración en zigzag. En el crucero aparece una torre que hace las veces de linterna. La cabecera suele ser cuadrada o utiliza el arco ojival. Destacan las catedrales de Winchester, Worcester y Durham, y la cripta de la catedral de Canterbury.

En Escandinavia también se nota el influjo normando. Las plantas son de cruz latina, con una torre en el crucero que hace de linterna. Destacan las catedrales de Lund, Uppsala y Trondheim.

En Bélgica la catedral de Tournai anticipa el gótico.

La arquitectura románica en España

Artículo desarrollado → Arquitectura románica en España.

En España el románico está muy desarrollado, sobre todo en el norte. Se difunde a través del camino de Santiago, el más importante en las peregrinaciones. La conquista de Toledo asegura la paz al norte del Duero.

En Cataluña, que deriva del románico lombardo, utilizan un aparejo rústico, y ponen cuatro esferas en el ábside. Es la primera región española en la que aparece el románico. Destaca la construcción de grandes centros monásticos. Predomina el ladrillo como material de construcción. Los soportes son pilares o columnas sin capitel. En las cubiertas predomina la bóveda de cañón y arista. Las plantas son variadas, aunque predominan las basilicales, de tres o cinco naves, las de cruz latina y las circulares. Los adornos se reducen al mínimo. Destacan la iglesia de San Vicente de Cardona, y las catedrales de Solsona y Urgel.

En Navarra y Aragón se nota más la influencia de Cluny. Destacan las iglesias de San Juan de la Peña, San Salvador de Leyre, San Millán de la Cogolla y San Pedro de Lárrede. Son iglesias rurales de una sola nave, ábside semicircular y arcos ciegos. Es frecuente la presencia de torres altas y cuadradas, con ventanas en lo alto, que recuerdan a los minaretes árabes.

En León el románico engarza con la tradición asturiana, en la que se obtuvieron logros notables.

Románico pleno

El románico del camino de Santiago es el más importante. Aparece la alternancia de pilares y columnas, el taqueado jaqués como motivo decorativo y la cúpula en el crucero. En España representa el románico pleno. Es un estilo auténticamente internacional, con un modelo clásico y un lenguaje común al del resto de Europa. El prototipo es la abadía de Cluny. Aquí encontramos las típicas iglesias de peregrinación, con tres o cinco naves, crucero, girola, absidiolos, tribuna, bóvedas de cañón y arista, etc. En Castilla y León predomina la planta basilical de tres naves. La central es más alta y ancha, y tienen triple ábside. En el camino de Santiago las iglesias son urbanas: la catedral de Jaca, monasterio de Silos, y las iglesias de San Martín de Frómista, San Isidoro de León y la catedral de Santiago, aunque también las hay rurales; claro que son más pequeñas y de una sola nave, como las de San Esteban de Corullón, Santa Marta de Tera o San Esteban de Gormaz.

Hacia el sur encontramos influencias islámicas. Se trata de un románico tardío que dará paso al gótico. Ahora aparecen novedades técnicas inducidas por la reforma cisterciense, como las cúpulas sobre trompas o pechinas. El románico se hace definitivamente urbano. Destacan las catedrales de Zamora, Salamanca, Ciudad Rodrigo, Plasencia, Ávila, etc. En estos lugares, además de las catedrales, se construyen numerosas iglesias parroquiales.

También hacia el norte se extiende el románico, con un sentido más rural. Como las catedrales de Tuy y Lugo, y las iglesias de: la colegiata de Santillana del Mar, Santa María de Estíbaliz o Santa María de Arbás.

Pero donde más se nota la influencia islámica es en el románico mudéjar, un arte urbano cuyos templos tienen la estructura de las iglesias cristianas y los motivos decorativos del arte islámico. Sin embargo, este arte no está dominado por la concepción cristiana de la vida, ya que son conversos, musulmanes y judíos, los que construyen estos templos. Destacan las iglesias de Sahagún, Arévalo, Olmedo y Toro. Aunque en su conjunto el arte mudéjar es contemporáneo del gótico.

Referencias

Artículos relacionados


Facetas.png

Fuentes empleadas y notas


Otras fuentes de información
Páginas didácticas sobre Arte