La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Arizona (Estados Unidos de América)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Arizona
Bandera de Arizona.png Arizona sello.jpg
Apodo del estado: "The Grand Canyon State" o "The Copper State"
Mapa de Arizona
Capital Phoenix
Ciudad más grande Phoenix
Área
 - Total
 - Tierra
 - Agua
 - % agua
Puesto n° 6
295.254 km²
294,312 km²
942 km²
0,32%
Población


 - Total (2000)


 - Densidad
Puesto n° 20


5.130.632


17,4/km2
Ingreso en la Unión


 - Orden


 - Fecha


48th


14 de febrero de 1912
Huso horario Mountain: UTC-7

(excepto en Navajo Nation, DST)

Latitud
Longitud

31°20'N a 37°N
109°3'W a 114°50'W

Anchura
Altura
Elevación
 -Más alta
 -Media
 -Más baja

500 km
645 km
 
3.851 metros
1.250 metros
21 metros

ISO 3166-2:US-AZ

Arizona es un estado de los Estados Unidos de América, situado al sudoeste del país, con capital en la ciudad de Phoenix. Limita con México, con el río Colorado, y con los estados de Utah, Nuevo México, California y Nevada. Recibe el nombre del término aleh-zon (pequeña primavera), en la lengua de los indios pápago.

Medio físico

El estado de Arizona es, desde el punto de vista geomorfológico, una sección de la Gran Cuenca y de la Gran Cordillera del suroeste de los Estados Unidos. Sus grandes regiones naturales son la Tierra Alta Mexicana, el desierto de Sonora y la meseta del Colorado.

La Tierra Alta Mexicana es una cadena montañosa que recorre el estado diagonalmente de sureste a noroeste; junto a esta cadena, en el suroeste, se halla el desierto de Sonora. Esta zona se caracteriza por una sucesión de sierras (los Montes Pinaleño, Santa Catalina y Huachuca, entre otras) y valles abruptos. La mayor parte de los picos no sobrepasan los 2.400 m, sin embargo, algunos de ellos son más altos como el monte Graham, el Lemmon, o el Pico Miller. La extensión de la anchura de los valles entre estas cadenas montañosas varía entre 241 km y 97 km.

La meseta del Colorado cubre una gran sección del noreste del estado. Esta meseta se prolonga por los estados de Utah, Colorado y Nuevo México. En realidad, esta región no es una meseta uniforme sino una sucesión de planicies (con alturas que oscilan entre los 1.524 y 2.743 m) y valles. En esta zona se hallan cañones (como el espectacular y famoso Gran Cañón de Colorado, y el Cañón de Chelly) y montañas de origen volcánico (entre las que destacan el Pico Humphreys, de 3.862 m, el punto más alto de Arizona). En el margen meridional de la meseta se encuentra una zona de despeñaderos.

Los ríos más importantes que recorren Arizona son el Colorado y sus tributarios. El Colorado entra en el estado procedente de Utah. Éste discurre durante aproximadamente 350 km por la zona del Cañón y forma la frontera natural entre Nevada y Arizona, y Arizona y California. Sus afluentes más importantes en Arizona son el Gila, el Pequeño Colorado, y el Bil Williams. Arizona no cuenta apenas con lagos naturales, pero algunas presas han creado lagos artificiales entre los que destacan el Lago Powell, el Mead, el Mohave, el Havasu, el San Carlos, el Theodore Roosevelt, y el Apache.

Arizona goza de un clima variado, y en general, claro y seco. Su clima considerado benigno ha atraído a mucha población en el área del sudeste, en torno a Phoenix. En esta zona de la capital, las temperaturas medias máximas en verano son de 38 °C, si bien en el mes de marzo, por ejemplo, las temperaturas son de 25 °C la media de la máxima, y de 6 °C la media de la temperatura mínima. En contraste, en la zona central montañosa, la temperatura mínima en invierno es de -10 °C. La precipitación media del estado es de 330 mm anuales aunque en algunas, como en Yuma, la zona más seca, no supera los 76 mm al año; mientras en la zona de las Montañas Blancas se alcanza la precipitación más abundante, con 635 mm.

Economía y población

Las actividades económicas más importantes de Arizona son la industria, la minería, la agricultura y las relacionadas con las actividades turísticas. Los sectores que emplean a más personas son, por este orden, los servicios (dada la importancia de su sector turístico), el comercio, la industria y la construcción. La minería ha experimentado durante 1999 un descenso apreciable como demandante de mano de obra. En términos de Producto Interior Bruto (PIB), este estado experimenta un crecimiento del 5,1% anual (1995-96). El mayor incremento en el PIB se ha producido en el sector servicios (9,7%), mientras el sector menos dinámico ha sido el de la construcción (3,5%).

Se calcula que la tierra dedicada a actividades agropecuarias es de un 50% de la superficie del estado. Las parcelas son las de mayor extensión de los Estados Unidos, ya que tienen una media de 2038 ha. El 47% se dedican al cultivo y el resto a la ganadería. El estado mantiene y controla los sistema de irrigación. Los cultivos principales son el algodón (Arizona es el cuarto estado con mayor producción), verduras (sobre todo lechugas) y heno. La ganadería se basa en el vacuno que es la base de una potente industria de productos lácteos.

Arizona cuenta con una gran superficie boscosa, equivalente a un 25% de su territorio. Las dos terceras partes de estos bosques están protegidos por el gobierno (que los clasifica como Parques Nacionales) por lo que su industria maderera es escasa (una quinta parte de la superficie boscosa).

Los recursos mineros, aunque han experimentado un retroceso en los últimos años, continúan siendo fundamentales en la economía no sólo de Arizona, sino de los Estados Unidos. En efecto, Arizona es el cuarto estado en el país con mayor extracción minera: en sus minas se obtiene el 69% del cobre de los Estados Unidos y el 31% del molibdeno. También es rico en oro, plata y carbón, así como en materiales de construcción como son la grava, el cemento y la piedra de cantería.

La industria de Arizona se ha beneficiado del precio ventajoso de la tierra, de la abundante y por tanto barata energía eléctrica, del bajo nivel de salarios en comparación con otros estados y de la política fiscal del gobierno que ha intentado aportar incentivos a las nuevas industrias. Por ejemplo, el gobierno ha facilitado la creación de polos de desarrollo industrial en Tucsón y Phoenix con excelentes resultados. Como consecuencia de esta política y de las ventajosas condiciones expuestas anteriormente, Arizona alberga numerosas nuevas industrias del sector eléctrico y electrónico, y de equipamiento pesado.

La segunda industria más boyante en Arizona es la relacionada con el turismo, y aunque la mayor parte de sus visitantes son estadounidenses y algunos mexicanos, está logrando cada vez atraer a más visitantes de otros lugares especialmente de países europeos.

De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, la población total del estado es de 4,7 millones, y tiene una tasa de crecimiento anual de 0,8%. La población urbana de este estado se cifra en el 87,6% (1996), por encima del nivel nacional (79,9%). El 27,1% de los residentes de Arizona son menores de 18 años, y el 13,2% han cumplido los 65 años. El índice de mortalidad infantil es de 0,76%, una cifra similar a la media nacional.

La población de Arizona se compone de un 88,8% de blancos; 3,5% de negros; 5,5% de indios americanos y 2,1% de origen asiático o del Pacífico. El nivel de paro de la población clasificada como hispana, aproximadamente un millón de personas, es bajo ya que comprende el 22,1% de la población total. En este grupo, el 91% son de origen mexicano. También existe una colonia importante de origen puertorriqueño, y en menor medida cubanos, salvadoreños, guatemaltecos y colombianos.

Con una fuerza laboral de 4,43 millones de personas, su nivel de paro es bajo ya que Arizona tiene una tasa de desempleo de 4,1% (1999). Los ingresos medios anuales per cápita son de 20.461 dólares (1998), y por unidad familiar de 37.090 dólares (1.800 dólares por debajo de la media nacional). El índice de población, que vive por debajo del índice de pobreza, es de un 16,6%, lo que le convierte en el sexto estado menos favorecido en este aspecto; en este sentido ha empeorado ya que en 1990 ocupaba el decimonoveno puesto con un índice similar a la media nacional.

Historia

En Arizona existen yacimientos arqueológicos de restos humanos que datan de hace 12.000 años. Hace un milenio, los grupos principales que habitaron este territorio fueron los indios anasazi (ancestros de los indios pueblo), los hohokan (antecesores de los indios papago y pima) y los indios mogollón. Los apache e indios navajo, con los que lucharon los españoles desde el siglo XVI, llegaron a estas tierras poco antes de la llegada de los primeros europeos a Arizona.

El primer europeo que se adentró en el territorio, que hoy está administrado por el estado de Arizona, fue el monje franciscano Marcos de Niza en 1539. Este fraile buscaba Las Siete Ciudades de Cíbola, un paraje de inmensa riqueza según una leyenda que se había extendido por Nueva España. Francisco Vázquez de Coronado exploró Arizona en busca, como Marcos de Niza y con el mismo éxito, de las ciudades legendarias. Un siglo y medio más tarde, en 1692, el padre Eusebio Kino fundó veinticuatro misiones en Arizona. Al fervor misionero le siguió la explotación minera, ya que en 1736 el descubrimiento de plata cerca de la ciudad de Nogales atrajo a nueva población. Como consecuencia de estos descubrimientos, los españoles establecieron unos fuertes en Tubac y Tucsón para defenderse de los indios hostiles, que se veían amenazados por la llegada de nuevos colonos. La importancia que iba adquiriendo este territorio y la nueva orientación política de la Corona española hacia los territorios periféricos de su imperio, hizo que se reorganizaran: administrativamente fue parte de la provincia de Sonora, y en 1776 se integró en las Provincias Internas de Occidente, que a su vez dependían formalmente del Virreinato de Nueva España, entidad administrativa con capital en la ciudad de México.

Tras la Independencia de México en 1821, Arizona formó parte de la provincia de Sonora. En 1846, al poco de comenzar la guerra entre México y los Estados Unidos de América, las tropas estadounidenses tomaron el territorio. Arizona fue tras la derrota mexicana, parte del inmenso territorio que México cedió a los Estados Unidos por el Tratado de Guadalupe Hidalgo, firmado en 1848.

Los Estados Unidos crearon el Territorio de Nuevo México como unidad administrativa para reorganizar su enorme ampliación territorial. A pesar del intento de los colonos americanos por declararse estado independiente, Arizona y el resto de Nuevo México siguió durante años administrado por el Congreso de los Estados Unidos. En parte por este descontento, durante la Guerra de Secesión (1860-1865) los colonos establecidos en Arizona se declararon partidarios de la Confederación. Las tropas confederadas intentaron ocupar Arizona y Nuevo México pero no lograron controlar el área de esta zona. Durante la Guerra, el Congreso accedió finalmente a dar satisfacción a los colonos y creó el Territorio de Arizona en 1863, como unidad independiente, un primer paso para su futura admisión como estado soberano en la Unión.

Los colonos siguieron llegando, gracias en parte a la llegada del ferrocarril en 1877 que unió Arizona con la costa de California, para establecer granjas y explotar las minas de oro, plata y cobre. La invasión de los colonos provocó la lucha entre éstos y los indios navajo y apache, una confrontación que marcó el tercio final del siglo XIX. En efecto, en 1864 Kit Carson organizó una campaña contra los indios navajo a quienes derrotó, pero las campañas contra los apache, liderados por Cochise y Jerónimo, continuaron hasta 1886, cuando se logró la rendición de este último.

La admisión de Arizona como estado de los Estados Unidos fue aprobada finalmente en 1912. El primer gobernador fue George W. P. Hunt quien fue elegido en siete ocasiones y que destacó por el desarrollo de presas y de sistemas de irrigación, construidos con los recursos de los ríos Sal, Gila, Verde y Colorado. Estas obras y el clima benigno de la zona de Phoenix permitieron una rápida colonización de ciertas áreas del estado. La riqueza minera (cobre sobre todo) y el desarrollo del sector agropecuario lograron que incluso durante la Gran Depresión que siguió al Jueves Negro de 1929, Arizona siguiera creciendo demográfica y económicamente. La Segunda Guerra Mundial permitió un nuevo aceleramiento de su economía, gracias a que este estado se convirtió en abastecedor de materias primas procedentes de la minería y del campo.

Algunos factores han permitido que continuara, sobre todo entre 1950 y 1980, el gran crecimiento demográfico que ha caracterizado a Arizona (multiplicó por cuatro su población en esos años). En efecto, en primer lugar la generalización del aire acondicionado en la década de los 50 permitió un mayor crecimiento demográfico (muchos jubilados llegaron en búsqueda de un clima suave y seco). En segundo lugar, en 1960, Arizona comenzó a desarrollar su industria y a prestar atención a otros sectores, como el turismo, para diversificar una economía que hasta entonces estaba excesivamente centrada en la agricultura y en la minería. Por último, en 1974 se comenzó el proyecto de Arizona central, que permitió utilizar los recursos del río Colorado para drenar agua en Arizona.

Arte y cultura

La primeras escuelas de Arizona fueron abiertas en el siglo XVII por los misioneros españoles. Años después de que Arizona fuera territorio estadounidense, fue inaugurada la primera escuela pública, en 1864, en la ciudad de Prescott. Hay más de medio millón de alumnos escolarizados en las escuelas públicas y privadas del estado. En Arizona existen 19 universidades públicas y 13 privadas, donde estudian anualmente cerca de 135.000 estudiantes. Los centros de educación superior más importantes son la Universidad de Arizona, en Tucsón; Arizona State University, en Tempe, y Northern Arizona University, de Flagstaff, todas ellas fundadas a finales del siglo XIX. Asimismo, en 1969 se inauguró en Tsaile el Navajo Community College, la primera institución de educación superior norteamericana en una reserva india.

Entre las galerías y museos del estado destacan el Phoenix Art Museum; el Amerind Foundation Museum, en Dragoon; el Museo de la Sociedad Histórica de Arizona, en Tucsón; el museo del Estado de Arizona, en la Universidad de Tucsón; el Jardín Botánico del Desierto de Phoenix; el Fuerte Huachuca Historical Museum; el Heard Museum of Anthropology and Primitive Art, de Phoenix; el Museum of Northern Arizona, en Flagstaff y el University of Arizona Museum of Art, de Tucsón. También son interesantes las ruinas prehispánicas como son los Monumentos Nacionales de Canyon de Chelly, Wupatki, castillo de Montezuma, Navajo y Casa Grande.

En este territorio se hallan obras arquitectónicas de gran interés como la casa de Taliesin West, la de Frank Lloyd Wright o la ciudad de Arcosanti, diseñada por Paolo Soleri. Lógicamente también abundan los ejemplos de arquitectura de estilo español como la Misión de San Xavier del Bac, un monasterio franciscano de finales del siglo XVIII; el edificio que alberga el Heard Museum y el de la Biblioteca Pública de Nogales.

En este estado existen varias orquestas y compañías de teatro y ópera como la Compañía de Ópera de Arizona, la Compañía de Teatro de Arizona y las Orquestas Sinfónicas de Phoenix y de Tucsón.

Entre los escritores nativos de Arizona destacan Marguerite Noble y Eva Antonia Wilbur-Cruce. Asimismo, escritores como Zane Grey, Mary Austin, Charles King y Haniel Long han ambientado algunas de sus novelas en Arizona.

El arte local está enormemente influenciado por las tradiciones indias, sobre todo por las manifestaciones artísticas de los indios navajo y hopi, tanto en trabajos de cerámica como en platería, cestería y tejidos.

Arizona cuenta con numerosos parques nacionales, entre ellos el Parque Nacional del Gran Cañón, el Scenic Lake Powell (el lago artificial más grande de los Estados Unidos), el Parque Nacional del Bosque Petrificado y el desierto de Sonora.

Los espectáculos más populares son los rodeos y como deportes más apoyados el baloncesto, donde sobresale el equipo de los Phoenix Suns, y el fútbol americano, con el equipo profesional de Arizona Cardinals.

Reserva indígena Hualapai, queda a casi 200 kilómetros al este de Las Vegas (Nevada).

Referencias

Artículos relacionados


Otras fuentes de información

Notas