La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Anestesia antes de 1846

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar

Los procedimientos quirúrgicos, anteriores a dicha época, no eran muy frecuentes. Se poseían conocimientos muy básicos, relativos a la fisiopatología de las enfermedades, y a los fundamentos para tratarlas, mediante procedimientos quirúrgicos. Además, las técnicas asépticas, y la prevención de infecciones en las heridas (en general), eran prácticamente desconocidas (ó se conocían muy poco). Sumado a lo anterior, la falta de una anestesia satisfactoria, era un obstáculo crítico. A causa de todos los factores citados, se intentaban muy pocas operaciones, y donde la muerte de pacientes, era muy frecuente. De manera característica, la cirugía era de naturaleza urgente; por ejemplo, para casos de amputación de una extremidad, ó en caso de fractura abierta, ó drenaje de un absceso. (En la época) no eran posibles, ni la disección fina, ni las técnicas cuidadosas en pacientes, en quienes no se conseguía un adecuado alivio del dolor.
Se contaba con algunos medios, para intentar el alivio del dolor quirúrgico, que en realidad se habían usado, desde tiempos remotos ([1]). Brindaban cierto consuelo, sustancias como el alcohol, hachís (hashish), y derivados del opio, administrados por vía oral. En ocasiones se empleaban métodos físicos, para la producción de analgesia, como el cubrir una extremidad con hielo, ó producir la isquemia, mediante uso de torniquetes. La pérdida del conocimiento, causada por un golpe en la cabeza, ó por la estrangulación, ofrecía relativo alivio del dolor, aunque a un precio muy alto. Sin embargo, el método más usado, para obtener un campo quirúrgico relativamente tranquilo era, simplemente, sujetar al paciente por la fuerza. No debe asombrar entonces, que la intervención quirúrgica se considerara, el último recurso.
Aunque por años fueron conocidas para algunos, las propiedades analgésicas, tanto para el óxido nitroso, como para el éter dietílico, estos agentes no eran empleados con fines médicos ([2]). Priestley, sintetizó el óxido nitroso, en 1776, y tanto este investigador, como Humphry Davy comentaron, con cerca de 20 años de diferencia, sus propiedades anestésicas ([3]). De hecho, Davy sugirió que "...probablemente pueda usarse con provecho durante las operaciones quirúrgicas en las que no hay gran pérdida de sangre". Pasarían otros 20 años, para que Michael Faraday, escribiera que la inhalación de éter dietílico, tenía efectos similares a los del óxido nitroso. Sin embargo, y salvo por la inhalación, en exhibiciones de carnaval, ó para producir "exaltación", en los "jolgorios del éter", estos fármacos no fueron usados en seres humanos, hasta mediados del siglo XIX.
Greene ([4]), presentó un análisis de las razones, para la introducción de la anestesia, en el decenio de 1840; El momento era oportuno, puesto que la preocupación por el bienestar de los semejantes, era más importante que en un siglo antes. "En tanto se siguieran quemando a las brujas en Salem, la anestesia no podría descubrirse, a 20 millas de ahí, en Boston"; Aunque la preocupación humanitaria, se extendió al alivio del dolor, la química, y la medicina, habían progresado a la par, al grado en que era posible preparar un fármaco químicamente puro, para luego usarlo con cierto grado de seguridad; Esto significaba también que crecía, el espíritu inquisitivo; el esfuerzo por mejorar la condición humana.

Referencias

Artículos relacionados

Bibliografía

  • Goodman & Gillman. "Las bases farmacológicas de la terapéutica", Editorial Mac Graw -Hill -New York (New York -Estados Unidos de América), 1996; Capítulo 13: pág. 313. ISBN 970-10-1133-3. 

Notas

  1. Davison, M. H. A.. "The Evolution of Anaesthesia", The Williams & Wilkins Co., Baltimore (Maryland, Estados Unidos de América), 1965. ISBN. 
  2. Keys, T. E.. "The History of Surgical Anesthesia", Dover Publications Inc., New York (New York, Estados Unidos de América), 1963. ISBN. 
  3. Faulconer, A., and Keys, T. E. (eds.). "Foundations of Anesthesiology", Charles C. Thomas, Publisher, Springfield (Illinois, Estados Unidos de América), 1965. ISBN. 
  4. Greene, N. M., "A consideration of factors in the discovery of anaesthesia and their effects on its development", Anesthesiology , Volume 35: 515-522, no., 1971.
¡Ayúdanos a ampliar este artículo!
Este artículo es, por ahora, sólo un esbozo. Ampliándolo ayudarás a mejorar la Enciclopedia Libre.
Para ello escribe aquí.