Anarcocapitalismo

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Artículo de la Enciclopedia Libre Universal en Español.
(Redirigido desde Anarco-capitalismo.)
Saltar a: navegación, buscar

Se conoce por anarcocapitalismo a una corriente del liberalismo, que propugna la total desaparición del Estado y el regirse voluntariamente sólo por las leyes del mercado sin traba monopólica alguna. La apuesta por la no intervención del Estado se radicaliza hasta el punto de abogar por su desaparición, como propugna el anarquismo. Se conoce también como anarquismo de mercado[1] o anarquismo de propiedad privada[2]) a una corriente del liberalismo libertario y del anarquismo individualista,[3][4][5][6][7] que propugna la propiedad del individuo sobre sí mismo y la total desaparición del Estado y el regirse voluntariamente sólo por las leyes del mercado sin traba monopólica alguna.[8]

Aboga por la eliminación del Estado, por el suministro de policía, de tribunales, de defensa nacional y de cualquier otro servicio de seguridad a través de competidores financiados voluntariamente antes que por impuestos; por la completa desregulación de las actividades personales y económicas no invasivas; y por un mercado autoregulado.[9] Los anarcocapitalistas abogan por una sociedad basada en el intercambio voluntario de propiedad privada (incluyendo moneda, bienes de consumo, tierras y bienes de capital) y de servicios con el fin de maximizar la libertad individual y la prosperidad, aunque también reconocen a la caridad y a los acuerdos comunales como parte de la misma ética voluntaria.[10] Aunque los anarcocapitalistas son conocidos por defender el derecho a la propiedad privada (ya sea individual o no pública), las propiedades colectivas no estatales también pueden existir en una sociedad anarcocapitalista.[11] Para ellos lo importante es cómo la propiedad es adquirida y transferida; piensan que la unica forma justa de adquirir una propiedad es a través del intercambio voluntario, el regalo o donación o la apropiación original basada en el trabajo, antes que por la agresión o el fraude.

Los anarcocapitalistas visualizan el capitalismo de libre mercado como la base de una sociedad libre. Murray Rothbard, un anarcocapitalista, define el capitalismo de libre mercado como "el intercambio voluntario pacífico" por contraste con el capitalismo de Estado el cual dice que es "expropiación violenta". "Capitalismo", en el sentido en que los anarcocapitalistas usan este término, no debe confundirse con capitalismo monopólico estatal, crony capitalism o con las economías mixtas contemporáneas, en las cuales, según los anarcocapitalistas, los incentivos y desincentivos naturales del mercado son distorsionadas por la intervención del Estado.[12] Por lo tanto rechazan al Estado basados en la creencia de que los Estados son entidades agresivas que roban la propiedad (a través de los impuestos y las expropiaciones), inician el uso de la fuerza, son monopolios compulsivos del uso de las fuerzas defensivas o de represión, usan su poder de coacción para beneficiar negocios e individuos a expensas de otros, crean monopolios y restringen el comercio.

Varios teóricos tienen filosofías similares, aunque difieren en algunos puntos, que puede considerarse que caben dentro del anarcocapitalismo. La primera versión mejor conocida del anarcocapitalsimo fue desarrollada por el economista de la Escuela Austríaca y libertariano, Murray Rothbard a mediados del siglo XX, sintetizando elementos de la Escuela Austríaca de Economía, del Liberalsimo Clásico y de los anarquistas individualistas del siglo XIX Lysander Spooner y Benjamin Tucker (desechando su teoría del valor-trabajo, y las implicaciones que derivan de ésto y su anticapitalismo).[13] En el anarcocapitalismo rothbardiano en primer lugar estaría la implementación de un "código legal [libertariano mutuamente acordado] que sería de aceptación general y al cual las cortes de plegarían".[14] Este código reconocería la soberanía individual y el principio de no agresión. Sin embargo, en el anarcocapitalsimo propuesto por David D. Friedman, "los sistemas de leyes se crearán por [buscando] ganancia en el libre mercado",[15] lo cual conduciría a una sociedad libertariana generalizada si no es que absoluta. Rothbard basa sus filosofía sobre las bases de la Ley Natural absoluta pero también aporta explicaciones económicas de por qué piensa que el anarcocapitalismo es preferible desde un punto de vista pragmático. Friedman afirma que no es un teórico de los derechos absolutos pero que también "no es un utilitarista", aunque piensa que "los argumentos utilitaristas frecuentemente son la mejor forma de defender los puntos libertarios".[16] Por su parte, Hans-Hermann Hoppe utiliza argumentaciones éticas para fundamentar su "anarquismo de propiedad privada",[17] y es más cercano a la visión de ley natural de Rothbard.

Filosofía

El axioma de no agresión

El término anarcocapitalismo fue acuñado a mediados de la década de 1950 por el economista Murray Rothbard.[18] Otros términos usados por esta filosofía, aunque no necesariamente fuera de los círculos anarcocapitalistas, son:

  • capitalismo antiestatal
  • mercado antiestatal
  • anarcoliberalismo
  • anarquismo capitalista
  • anarquismo de mercado
  • anarquismo de libre mercado
  • anarquismo individualista[19]
  • sociedad de ley privada[20]
  • anarquía de propiedad privada[20]
  • capitalismo puro
  • capitalismo radical[20]
  • anarquismo de derechas[21]
  • capitalismo sin estado
  • sociedad sin estado
  • liberalismo sin estado
"Defino sociedad anarquista como aquella donde no existe posibilidad legal para ejercer la agresión contra la vida o propiedad de cualquier individuo. Los anarquistas se oponen al Estado porque éste tiene su razón de ser en tal agresión, como la expropiación de propiedad privada por medio de los impuestos, la exclusión forzada de otros proveedores de defensa de su territorio y en todas las otras depredaciones y coacciones que se soportan en estos focos gemelos de la invasión de los derechos individuales". Murray Rothbard, en Society and State

El anarcocapitalismo, tal como es planteado por Rothbard y otros, se adhiere con fuerza al axioma de no agresión, central para el libertarianismo:

[...] El axioma básico de la teoría política libertaria afirma que todo hombre se posee a sí mismo, teniendo absoluta jurisdicción sobre su propio cuerpo. Esto significa que nadie más puede puede invadir o agredir con derecho el de otra persona. Por consiguiente, toda persona puede poseer con derecho cualquier recurso sin propietario previo del que se apropie o "mezcle con su trabajo". En estos dos axiomas gemelos -autopropiedad y apropiación originaria- se apoya la justificación de todo el sistema de títulos de derechos de propiedad en una sociedad de libre mercado. Este sistema establece el derecho de todo hombre a su propia vida, elderecho de donación, dedejar en herencia (y, concomitantemente, el derecho de recibir en herencia) y el derecho al intercambio contractual de títulos de propiedad.[22]

La defensa de Rothbard del principio de autopropiedad se sostiene frente a otras opciones, como lo serían que un grupo de personas posea a otro grupo o que ninguna persona tenga plena propiedad sobre sí misma. Rothbard descarta estos casos sobre la base de que no pueden generar una ética universal, es decir, una ley natural que pueda regir a las personas independientemente del lugar y la época. La única alternativa que permanece es la autopropiedad, que Rothbard considera tanto axiomática como universal.[23]

En general, puede decirse que el axioma de no agresión es una prohibición de la iniciación del uso de la fuerza, o de la amenaza de iniciación de la fuerza, en contra de las personas (esto es, violencia directa, asalto, asesinato) o de la propiedad (esto es, fraude, allanamiento, robo, tasas).[24] El inicio de lafuerza generalmente hace referencia a la agresión y a la coacción. Las diferencias entre anarcocapitalistas y otros libertarianos es ante todo una diferencia en el grado en que cada cual asume este axioma. Los minarquistas, conservarían un Estado más pequeño y menos invasivo, con policía, tribunales y ejército públicos; otros, sin embargo, permitirían otros programas gubernamentales. Por contraste, los anarcocapitalistas rechazan cualquier nivel de intervención estatal, definiendo al Estado como un monopolio coactivo y como la única institución de la sociedad humana que percibe ingresos por la agresión legal, lo cual viola el axioma principal del libertarianismo.

Algunos anarcocapitalistas, como Rothbard, aceptan el axioma de no agresión sobre la base de una moral intrínseca o ley natural. Es en términos del principio de no agresión que Rothbard define al anarquismo; para él "anarquismo es un sistema que no provee sanción legal para tales agresiones ['contra las personas y propiedades']" y que "lo que propone el anarquismo, por lo tanto, es abolir el Estado, esto es, abolir la institución reglamentaria de la coacción agresiva".[25] En entrevista con el New Banner, Rothbard afirmó que "el capitalismo es la expresión más plena del anarquismo y el anarquismo es la expresión plena del capitalismo".[26] Por otro lado algunos, como Friedman, asumen una aproximación consecuencialista o egoista; antes que sostener que la agresión es intrínsecamente inmoral, afirman que una ley contra la agresión solo puede surgir del contrato entre las partes interesadas que acuerdan reprimirse de iniciar la agresión de unos contra otros.

Propiedad

Propiedad privada

De principal importancia para el anarcocapitalismo son los conceptos de autopropiedad y apropiación original:

Cada quien es dueño de su propio cuerpo así como también de todas las tierras y bienes de la naturaleza que ocupe y ponga en uso mediante su cuerpo, siempre y cuando nadie más haya ocupado o usado las mismas tierras o bienes antes que él. Esta propiedad de tierras y bienes "apropiados originalmente" por una persona implica su derecho a usarlos y transformarlos de la manera que crea más conveniente, siempre y cuando no modifique sin permiso la integridad física de las tierras y bienes apropiadas originalmente por otra persona. Específicamente, cuando una tierra o bien ha sido apropiada por primera vez, en palabras de John Locke, mezclando el propio trabajo con ellos, la propiedad de tales tierras o lugares solo puede adquirirse por medio de la transferencia voluntaria --contractual-- de sus títulos de propiedad del previo propietario al siguiente.[27]

El anarcocapitalismo utiliza los siguientes términos que pueden diferir del uso común o de algunos movimientos anarquistas.

  • Anarquismo: cualquier filosofía que se opone a toda forma de iniciación de la coacción (incluye la oposición al Estado)
  • Contrato: un acuerdo voluntario obligante entre personas
  • Coacción: fuerza física o amenaza de uso de fuerza física contra personas o propiedades
  • Capitalismo: sistema económico en el cual los medios de producción son de propiedad privada, y en donde las inversiones, la producción, la distribución, los ingresos y los precios son establecidos por medio del funcionamiento de un libre mercado antes que por el gobierno
  • Mercado libre: un mercado en el cual todas las decisiones referentes a la transferencia de dinero, bienes (incluyendo bienes de capital) y servicios, son voluntarias
  • Fraude: inducir a alguien a compartir algo de valor con medios deshonestos
  • Estado: una organización que tasa y se traba en la coacción agresiva sistematizada e institucionalizada
  • Voluntario: cualquier acción no influenciada por la coacción o el fraude cometidos por alguna institución humana

Esta es la raíz de los derechos de propiedad en el anarcocapitalismo y donde éste se diferencia de las formas colectivistas del anarquismo tales como el anarco-comunismo, donde el producto del trabajo es colectivizado en un conjunto de bienes y distribuido "en función de la necesidad". Los anarcocapitalistas abogan por la propiedad individual del producto del trabajo, independientemente de lo que el individuo "necesite" o no. Como dice Rothbard, "si todo hombre tiene el derecho a poseer su propio cuerpo y si él debe utilizar y transformar objetos materiales naturales para sobrevivir, entonces tiene el derecho a poseer el producto de lo que él ha hecho". Después de que la propiedad se crea a través del trabajo, ésta entonces sólo puede cambiar de mano legítimamente por el comercio o el regalo; las transferencias forzadas se consideran ilegítimas.

Ejemplos históricos que presentan similitudes con el anarcocapitalismo

Basados en que el anarcocapitalismo es una teoría o una ideología antes que un proceso real, sus críticos dicen que nunca pasará de ser un ideal utópico. Otros, sin embargo, destacan situaciones reales en donde la protección de la libertad y propiedad individuales fueron voluntariamente financiadas antes que provistas por el Estado a través de los impuestos.

La Islandia medieval

Según David Friedman, "las instituciones islandesas medievales tuvieron varias características peculiares e interesantes; podrían haber sido creadas por un economista chiflado para probar los alcances en los cuales los sistemas de mercado podrían suplantar al gobierno en la mayoría de sus funciones fundamentales".[28]Aunque no la califica directamente como anarcocapitalista, Friedman arguye que la Mancomunidad Islandesa entre los años 930 y 1262 presentó "algunas características" de la sociedad anarcocapitalista (debido a la existencia de un sistema legal sencillo, la seguridad era enteramente privada y capitalista), aportando algunas evidencias de cómo una sociedad de ese tipo funcionaría. "Aún cuando el sistema legal islandés reconocía una ofensa esencialmente "pública", la manejó otorgándole a algunos individuos (elegidos a veces de entre los afectados) el derecho a llevar el caso y recolectar las multas, encajando de esta manera en un sistema esencialmente privado".[28]

El salvaje oeste norteamericano

Según la investigación de Terry L. Anderson y P. J. Hill, el Antiguo Oeste de los Estados Unidos de Norteamérica durante el período que va de 1830 a 1900 tuvo similitudes con el anarcocapitalismo ya que "las agencias privadas proveían la base necesaria para una sociedad ordenada donde la propiedad era protegida y los conflictos resueltos", y que la percepción popular común de que el antiguo oeste era caótico con poco respeto hacia los derechos de propiedad es incorrecta.[29]

Anarcocapitalismo hoy

Además del reconocido David D. Friedman, otros muchos continuan y desarrollan las tradición anarcocapitalista. Entre ellos se encuentran Ian Bernard, Walter Block, Per Bylund, Gene Callahan, Bryan Caplan, Scott Horton, Stephan Kinsella, Roderick Long, Carlo Lottieri, Wendy McElroy, Stefan Molyneux, Robert P. Murphy, Jan Narveson, Justin Raimondo, Lew Rockwell, Joseph Salerno, Joseph Sobran, Mark Thornton, Jeffrey Tucker, Thomas Woods y Jeremy Sapienza.

Críticas al anarcocapitalismo

Las críticas al anarcocapitalismo comprenden varias categorías: aquellas que afirman que el anarcocapitalismo no puede funcionar en la práctica; otras que afirman que el capitalismo necesita un Estado coercitivo para existir y que una sociedad puede ser anarquista o capitalista pero no ambas; críticas generales sobre moralidad en el capitalismo y el liberalismo que pueden aplicarse al anarcocapitalismo; y las críticas utilitaristas que afirman que el anarcocapitalismo no maximiza la utilidad.

Los objetivistas afirman que, en ausencia del Estado, una sociedad anarcocapitalista degeneraría en una "guerra de todos contra todos". Otros críticos arguyen que el problema de las externalidades hacen que sea impráctico el suministro de servicios de protección en una sociedad anarcocapitalista.

Polémica sobre el anarcocapitalismo como un tipo de anarquismo

El anarcocapitalismo presenta similitudes con el anarquismo y es considerado por algunos perteneciente a dicho movimiento, sin embargo existe una gran polémica sobre si se debe considerar al anarcocapitalismo como una corriente del anarquismo o no.

Si bien es cierto que tanto el anarquismo como el anarcocapitalismo tienen en común su oposición al Estado y la defensa de una sociedad sin dicho estado, en un análisis profundo es evidente que el anarcocapitalismo es completamente diferente del anarquismo original,[30] ya sea de las corrientes más cercanas al socialismo (como el colectivismo de Bakunin o el anarcocomunismo de Kropotkin), como del mutualismo de Proudhon[31] o el anarquismo individualista de Max Stirner.[32] El anarco-capitalismo está desligado de las temáticas clásicas del anarquismo,[33] y hunde sus raíces en la antigua tradición liberal y librecambista.[34]

Los anarcocapitalistas se dicen convencidos de que su propuesta es la única por la cual sería posible alcanzar de forma concreta el ideal de la ausencia del estado,[35] que compartirían con el anarquismo tradicional. Aun así, ante la cuestión de si es el anarcocapitalismo una corriente más del anarquismo, dentro del movimiento anarcocapitalista hay diversidad de opiniones: por un lado están quienes afirman que el anarcocapitalismo es una corriente del anarquismo,[36] y también los hay quienes remarcan las diferencias entre ambas ideologías y consideran el anarcocapitalismo como ajeno al anarquismo. Entre los últimos está el propio Murray Rothbard, que prefirió abandonar la denominación de anarquista precisamente a fin de evitar cualquier confusión o identificación con el anarquismo tradicional, al que ubica ideológicamente en un polo opuesto.[34] Entre las corrientes anarquistas tradicionales, se niega cualquier relación del anarcocapitalismo con el anarquismo,[37][38][30] por considerar que sus ideas son histórica y políticamente exteriores al anarquismo y pertenecientes a otro movimiento diferente, el liberalismo,[30] y por tanto no tienen ningún punto en común con los suyos, siendo prácticamente todo lo opuesto. Las críticas al anarco-capitalismo desde el anarquismo se basan en impugnar la posibilidad de combinar el anarquismo con el capitalismo, por considerar a este último una forma de explotación.[37][30]

Fuera de estas dos doctrinas, los investigadores y académicos no han llegado a un acuerdo o consenso sobre si el anarcocapitalismo deba ser incluido dentro de la categoría de anarquismo, o como una doctrina aparte, perteneciente al liberalismo. Teniendo en cuenta las enciclopedias y obras generales sobre la ideología, la filosofía y la historia del anarquismo escritas por autores cualificados y académicos prestigiosos desde 1960 hasta el presente, es decir, desde que existe el anarcocapitalismo, las opiniones y actitudes varían desde la omisión total dentro del ideario anarquista, hasta el reconocimiento pleno como tendencia. Actualmente es mayoritaria la opinión de que el anarcocapitalismo no pertenece al conjunto de corrientes del anarquismo.

Entre los autores que excluyen al anarcocapitalismo del movimiento anarquista están los historiadores George Woodcock,[39] Daniel Guerin,[40] Ángel Cappelletti[41] y Sharif Gemie,[42] al sociólogo Irving Horowitz,[43] a los filósofos Félix García Moriyón, [44] Carlos Díaz, [45] Christian Ferrer,[46] al antropólogo Brian Morris, [47] los teóricos René Furth[48] y Albert Meltzer.[49] Entre los que expresan sus reservas o lo incluyen como una tendencia de escasa significación dentro del anarquismo se encuentran Andrew Vincent,[50] Paul Avrich,[51] Paul McLaughlin, [52] Sean Sheehan,[53] William Outhwaite.[54] Sí incluyen al anarcocapitalismo como una tendencia del movimiento anarquista Terry M. Perlin,[55] Sergio Ricossa,[56] Edward Craig[57] y Ronald Hamowy.[58] No obstante, casi ninguna enciclopedia menciona al anarcocapitalismo como tendencia anarquista.[59]

También se han producido numerosas confusiones con los términos libertario y libertariano, debido a la ambigüedad con la que a veces son utilizados. Desde el siglo XIX el término libertario ha sido utilizado como sinónimo de anarquismo en todo el mundo, y ha sido usado casi exclusivamente en este sentido hasta la década de los 70 en los Estados Unidos. El término libertario es aplicable tanto al anarquismo individualista como a las tendencias colectivistas y organizadas (anarcosindicalismo, anarcocomunismo, mutualismo, etc.).[60] El anarquismo clásico ha utilizado este término para referirse a sí mismo y a sus ideas desde 1857.[61]

Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX en los Estados Unidos, se adoptó la acepción liberalismo libertario, que es un sinónimo de libertarianismo, denominación con la que finalmente se conocerá en Europa por las traducciones del economista francés Henri Lepage, con la intención de evitar las evidentes confusiones. Los términos libertarianismo y libertario fueron entonces utilizados a partir de la década de 1960 por los políticos y filósofos anglosajones que provenían de diferentes y opuestas tradiciones culturales. Principalmente en lengua inglesa, tales términos señalan movimientos culturales y políticos que a pesar de definirse como libertarios, son la absoluta antítesis uno del otro.[34] Filósofos y políticos definidos libertarios provienen de diversas tradiciones culturales entre las que se hayan el liberalismo, el socialismo, el comunismo y el anarquismo: este último movimiento utilizó el término libertario para referirse a sí mismo y autodefinirse.[62][63] El término libertariano, por el contrario, ha sido aplicado al anarcocapitalismo desde que fue fundado por Murray Rothbard en la década de 1950 en los Estados Unidos,[38] y debido a la homonimia con libertario en inglés (libertarian), se han generado algunas confusiones y disputas. Esto explica que, tanto en textos escritos en inglés como en obras basadas en ellos, a veces se denominen como libertarios personas que en realidad son libertarianos, y viceversa.

Estabilidad de las instituciones legales anarcocapitalistas

Dos de los mas prominentes académicos que han dedicado una reflexión seria a las instituciones legales esencialmente anarcocapitalistas son Richard Posner, que es Juez Federal de Apelaciones y prolífico erudito legal , y el economista William Landes. En su ensayo de 1975 "The Private Enforcement of Law",[64] discuten un previo gedankenexperiment emprendido Becker y Stigler en el cual se propuso que la ejecución de la ley sería privatizada y explican porque consideran que tal sistema no sería económicamente eficiente. Según una respuesta posterior de David Friedman, "Efficient Institutions for the Private Enforcement of Law",[65]

Plantilla:Cquote Friedman, sin embargo, prodcede a argumentar que "la ineficiencia que Landes y Posner demostraron en las instituciones privadas de aplicación de la ley que describen pueden eliminarse con cambios menores en las instituciones".

Obras anarcocapitalistas

No ficción

La siguiente es una lista parcial de obras que tratan sobre anarcocapitalismo.

Ficción

El anarcocapitalismo ha sido tratado en algunas obras literarias especialmente de ciencia ficción. Uno de los primeros ejemplos es la novela de Robert A. Heinlein The Moon Is a Harsh Mistress (1966), donde el autor expone lo que él llama "anarquismo racional".

Autores cyberpunk y post-cyberpunk han sido fascinados por la idea de la caída de la nación-estado. Muchas historias de Vernor Vingel, tales como Marooned in Realtime, describen sociedades anarcocapitalistas frecuentemente de una manera favorable. En las obras Snow Crash y The Diamond Age de Neal Stephenson, Jennifer Government de Max Barry, Down and Out in the Magic Kingdom de Cory Doctorow y The Probability Broach de L. Neal Smith, también se exploran las ideas anarcocapitalistas. La representación cyberpunk de la anarquía puede variar desde lo más sombrío hasta el optimismo más gozoso y no necesariamente implica algo específico sobre los puntos de vista políticos del autor. En particular , Neal Stephenson evita las declaraciones políticas claras cuando es confrontado.[66][67]

Referencias

Artículos relacionados

Bibliografía

Fuentes que consideran al anarcocapitalismo un tipo de anarquismo

Como una forma de anarquismo individualista
  • Alan and Trombley, Stephen (Eds.) Bullock, The Norton Dictionary of Modern Thought, W. W. Norton & Company (1999), p. 30
  • Outhwaite, William. The Blackwell Dictionary of Modern Social Thought, entrada: Anarchism, p. 21 & pp. 13-14, 2002
  • Bottomore, Tom. Entrada: Dictionary of Marxist Thought, Anarchism, p.21 1991.
  • Blackwell Encyclopaedia of Political Thought, 1991, ISBN 0-631-17944-5, p. 11
  • Barry, Norman. Modern Political Theory, 2000, Palgrave, p. 70
  • Adams, Ian. Political Ideology Today, Manchester University Press (2002) ISBN 0-7190-6020-6, p. 135
  • Grant, Moyra. Key Ideas in Politics, Nelson Thomas 2003 ISBN 0-7487-7096-8, p. 91
  • Heider, Ulrike. Anarchism:Left, Right, and Green, City Lights, 1994. p. 3.
  • Ostergaard, Geoffrey. Resisting the Nation State - the anarchist and pacifist tradition, Anarchism As A Tradition of Political Thought. Peace Pledge Union Publications [10]
  • Avrich, Paul. Anarchist Voices: An Oral History of Anarchism in America, Abridged Paperback Edition (1996), p. 282
  • Brooks, Frank H. (ed) (1994) The Individualist Anarchists: An Anthology of Liberty (1881-1908), Transaction Publishers, Prefacio p. xi
  • Sheehan, Sean. Anarchism, Reaktion Books, 2004, p. 39
  • Avrich, Paul. Anarchist Voices: An Oral History of Anarchism in America, Abridged Paperback Edition (1996), p. 282
  • Tormey, Simon. Anti-Capitalism, One World, 2004, pp. 118-119
  • Raico, Ralph. Authentic German Liberalism of the 19th Century, Ecole Polytechnique, Centre de Recherce en Epistemologie Appliquee, Unité associée au CNRS, 2004
  • Offer, John. Herbert Spencer: Critical Assessments, Routledge (UK) (2000), p. 243
  • Busky, Donald. Democratic Socialism: A Global Survey, Praeger/Greenwood (2000), p. 4
  • Foldvary, Fred E. What Aren't You an Anarchist?, Progress Report, reimpreso en The Free Liberal, 14 February 2006
  • Levy, Carl. Anarchism, Microsoft® Encarta® Online Encyclopedia 2006 [11] MS Encarta (UK).
  • Heywood, Andrew. Politics: Second Edition, Palgrave (2002), p. 61
Como un tipo de anarquismo en general
  • Sylvan, Richard. Anarchism. A Companion to Contemporary Political Philosophy, editores Goodin, Robert E. and Pettit, Philip. Blackwell Publishing, 1995, p.231
  • Perlin, Terry M. Contemporary Anarchism. Transaction Books, New Brunswick, NJ 1979, p. 7
  • DeLeon, David. The American as Anarchist: Reflections of Indigenous Radicalism, Capítulo: The Beginning of Another Cycle, Johns Hopkins University Press, 1979, p. 117 & 123
  • Brown, Susan Love, The Free Market as Salvation from Government: The Anarcho-Capitalist View, Meanings of the Market: The * Free Market in Western Culture, editado por James G. Carrier, Berg/Oxford, 1997, p. 99
  • Kearney, Richard. Continental Philosophy in the 20th Century, Routledge (UK) (2003), p. 336
  • Sargent, Lyman Tower. Extremism in America: A Reader, NYU Press (1995), p. 11
  • Sanders, John T.; Narveson, For and Against the State, Rowman and Littlefield Publishers, 1996, ISBN 0-8476-8165-3
  • Goodwin, Barbara. Using Political Ideas, fourth edition, John Wiley & Sons (1987), p. 137

Otras fuentes de información

Notas

  1. "Este volumen rinde homenaje al principal exponente contemporáneo del anarquismo de libre mercado. Un contribuyente describe acertadamente a Murray Rothbard como "el economista de cero-Estado más comprometido ideológicamente sobre la tierra"." Review by Lawrence H. White of Man, Economy, and liberty: Essays in honor of Murray N. Rothbard, published in Journal of Economic Literature, Vol XXVIII, June 1990, page 664; "[El libro de Rothbard, Hacia una nueva libertad,] sintetiza una promoción de los derechos lockeanos a la vida, la libertad, la propiedad, y la defensa, una apelación al libre mercado como el dispositivo "social" más eficiente y descentralizado para la asignación de recursos, y un análisis histórico y sociológico del Estado como intrínsecamente agresivo y explotador. El producto de esta síntesis es el anarquismo de libre mercado de Rothbard." Reseña de Eric Mack de Hacia una nueva libertad de Murray Rothbard, American Political Science Review, Vol 71, p. 332
  2. Anarchy and the Law: The Political Economy of Choice, by Edward Stringham. Transaction Publishers, 2007
  3. Anarchy and the Law: The Political Economy of Choice, by Edward Stringham. Transaction Publishers, 2007
  4. Anarcho-capitalism. The Encyclopedia of Libertarianism p. 13, escrito por Ronald Hamowy, SAGE
  5. Individualist anarchism (p. 13), "Anarchism", The Blackwell Dictionary of Modern Social Thought. Escrito por William Outhwaite.
  6. "Anarchism as a tradition of political thought", Resisting the Nation State, escrito por Geoffrey Ostergaard, Peace Pledge Union
  7. A Companion to Contemporary Political Philosophy, Anarchism (Varieties and options within anarchism, p. 231) escrito por Robert E. Goodin, Philip Pettit, Ed. Wiley-Blackwell
  8. Anarcho-capitalism (p. 131). Anarchism, Political Ideology Today. Escrito por Ian Adams
  9. Anarcho-capitalism. The Encyclopedia of Libertarianism p. 13, escrito por Ronald Hamowy, SAGE
  10. Hess, Karl. The Death of Politics. Interview in Playboy Magazine, March 1969
  11. Holcombe, Randall G., Common Property in Anarcho-Capitalism, Journal of Libertarian Studies, Volume 19, No. 2 (Spring 2005):3-29.
  12. Adams, Ian. Political Ideology Today. Manchester University Press 2001. p. 33
  13. "A student and disciple of the Austrian economist Ludwig von Mises, rothbard combined the laissez-faire economics of his teacher with the absolutist views of human rights and rejection of the state he had absorbed from studying the individualist American anarchists of the nineteenth century such as Lysander Spooner and Benjamin Tucker." Blackwell Encyclopaedia of Political Thought, 1987, ISBN 0-631-17944-5, p. 290
  14. Rothbard, Murray. For A New Liberty. 12 The Public Sector, III: Police, Law, and the Courts
  15. Friedman, David. The Machinery of Freedom. Second edition. La Salle, Ill, Open Court, pp. 116-117.
  16. Friedman, David D. The Machinery of Freedom. Chapter 42
  17. Hans-Hermann Hoppe "Argumentation Ethics" Retrieved 6 February 2007
  18. Rothbard, Murray N. (1988) "What's Wrong with Liberty Poll; or, How I Became a Libertarian", Liberty, July 1988, p.53
  19. "Murray N. Rothbard (1926-1995), American economist, historian, and individualist anarchist." Avrich, Paul. Anarchist Voices: An Oral History of Anarchism in America, Abridged Paperback Edition (1996), p. 282 "Although there are many honorable exceptions who still embrace the "socialist" label, most people who call themselves individualist anarchists today are followers of Murray Rothbard's Austrian economics, and have abandoned the labor theory of value." Carson, Kevin. Mutualist Political Economy, Preface.
  20. a b c Hoppe, Hans-Hermann (2001)"Anarcho-Capitalism: An Annotated Bibliography" Retrieved 23 May 2005
  21. Wall, Richard (2004) "Who's Afraid of Noam Chomsky?" Retrieved 19 May 2005
  22. Rothbard, Murray N. (1982) "Law, Property Rights, and Air Pollution" Cato Journal 2, No. 1 (Spring 1982): pp. 55-99. 20 Mayo de 2005
  23. Rothbard, Murray N. (1982) The Ethics of Liberty Humanities Press ISBN 0-8147-7506-3:p162 20 de mayo de 2005.
  24. Rothbard, Murray N. (1973) For a new Liberty Collier Books, A Division of Macmillan Publishing Co., Inc., New York: pp.24-25. Retrieved 20 May 2005.
  25. Rothbard, Murray N. (1975) Society Without A State (pdf) Libertarian Forum newsletter (January 1975).
  26. Exclusive Interview With Murray Rothbard The New Banner: A Fortnightly Libertarian Journal (25 February 1972).
  27. Hoppe, Hans-Hermann (2002) "Rothbardian Ethics" Retrieved 23 May 2005
  28. a b Friedman, David D. (1979) Private Creation and Enforcement of Law: A Historical Case, Retrieved, 12 de agosto, 2005
  29. Anderson, Terry L. y Hill, P. J. An American Experiment in Anarcho-Capitalism: The Not So Wild, Wild West, The Journal of Libertarian Studies.
  30. a b c d Are "anarcho"-capitalists really anarchists? - Traducción
  31. Proudhon, Pierre J.. El principio federativo, 1863, 89.  (leer aquí)
  32. Sean Sheehan; Anarchism. Reaktion Books, 2003. [1]
  33. Andrew Vincent; Modern Political Ideologies. Wiley-Blackwell [2]
  34. a b c Rothbard, Murray. Are Libertarians Anarchists? LewRockwell.com
  35. Paul McLaughlin; Anarchism and Authority. Ashgate. [3]
  36. Respuesta al FAQ anarquista, por Richard A. Garner
  37. a b Bob Black; The libertarian as conservative [4]
  38. a b David Miller, Janet Coleman, William Connolly, Alan Ryan. The Blackwell encyclopaedia of political thought [5]
  39. Anarchism.Broadview Encore Editions (2004)
  40. El anarquismo. Anarres, ISBN: 987-20875-0-4
  41. La ideología anarquista
  42. Counter-Community: an aspect of anarchist political culture. Journal of Contemporary History, 1994; 29; 349. Gemie es Doctorado en Historia de la Universidad de Glamorgan, Gales, y editor asociado de Anarchist Studies.
  43. The Anarchists. Aldine Transaction, 2005 ISBN 0202307689
  44. Del socialismo utópico al anarquismo. Cincel (1985)
  45. Las teoría anarquistas. Zero, Madrid (1975)
  46. El lenguaje libertario.
  47. El 'anarcocapitalismo' simplemente reemplaza el Estado por empresas de seguridad privada, y difícilmente puedan ser descritos como anarquistas, tal como el término es normalmente entendido. Brian Morris, "Global Anti-Capitalism", pp. 170-6, Anarchist Studies, vol. 14, no. 2, p. 175
  48. René Furth Formas y tendencias del anarquismo
  49. La filosofía del 'anarcocapitalismo' soñada por la Nueva Derecha 'libertariana', no tiene nada que ver con el movimiento anarquista, según lo que los anarquistas proponen. Es una mentira... un patente desenfrenado capitalismo... que necesita de la fuerza a su disposición para mantener los privilegios de clase, sea por el mismo Estado o por ejércitos privados. Anarchism: Arguments For and Against, p. 50 [6]}}
  50. Modern Political Ideologies; Blackwell (2008), p. 116: hay un gran desacuerdo sobre el número de tendencias anarquistas, prefiriendo la clasificación entre individualistas, colectivistas, mutualistas, anarcosindicalistas y comunistas, pero incluyendo como “sub-variante” del individualismo al anarcocapitalismo de Rothbard, aclarando que “no encaja fácilmente en esta categoría, teniendo en cuenta su particular obsesión por el capitalismo”; más adelante (p. 119) señala el rechazo de los anarquistas hacia el anarcocapitalismo.
  51. Anarchist Voices: An Oral History of Anarchism in America, Abridged Paperback Edition (1996), p. 282. En este libro figura la única mención a un anarcocapitalista en toda la prolífica obra de Avrich, dedicada principalmente a la historia del anarquismo en Rusia y los EEUU: "Murray N. Rothbard (1926-1995), economista americano, historiador, y anarquista individualista."
  52. Anarchism and Authority; Aldershot: Ashgate, (2007) ISBN 0754661962. P. 165 y 166. Recoge la opinión de David Miller, en Anarchism (London, 1984, p. 30.), mencionando al anarcocapitalismo de Rothbard y Friedman, como una forma de individualismo, que aunque internamente coherente, no es propiamente anarquismo.
  53. Anarchism; Reaktion Books (2004). Menciona al anarcocapitalismo en las páginas 39, 43 y 58, sin desarrollar el concepto.
  54. The Blackwell dictionary of modern social thought; Blackwell (2006). El anarcocapitalismo es mencionado brevemente en el artículo "Anarquismo", y luego completado en la entrada "Libertarianismo".
  55. Contemporary anarchism; Transaction Publishers (1979). Incluye al libertarianismo de Rothbard como una forma contemporánea de anarquismo, e incorpora textos de Rothbard en su antología.
  56. Diccionario de economía, Siglo XXI Editores (1990). En la entrada "Anarquismo" se incluye al anarcocapitalismo de Rothbard como una forma de librecambismo muy cercana al anarquismo, desarrollando brevemente sus ideas, pero dedicando casi la totalidad del artículo al anarquismo clásico.
  57. Routledge Encyclopedia of Philosophy; tomo 1; Routledge (1998). En la entrada "Anarquismo" dedica un breve párrafo al anarcocapitalismo, incluyéndolo en la tradición individualista anarquista, fuertemente conectado con el libertarianismo.
  58. The Encyclopedia of Libertarianism; SAGE publications (2008). Dedica toda la entrada de "Anarquismo" al desarrollo de las ideas del anarcocapitalismo y el libertarianismo, mencionando muy superficialmente al anarquismo clásico.
  59. El anarcocapitalismo no es mencionado entre las corrientes anarquistas por la Encyclopaedia Britannica, por la Enciclopedia Espasa Calpe, la Encyclopedia of Social History (Taylor & Francis , 1994, ISBN 10:0815303424) de Peter N. Stearns, la Encyclopedia of the United Nations and international agreements (Routledge, New York, 2003) de Edmund Jan Osmańczyk y Anthony Mango; todas estas enciclopedias incluyen en su artículo "Anarquismo" solo a las corrientes clásicas. En la The Blackwell encyclopaedia of political thought escrita por David Miller, Janet Coleman, William Connolly, Alan Ryan, en el artículo de “Anarquismo” solo menciona a los anarco-capitalistas como una variante moderna del individualismo y como formando parte de un movimiento mayor: el libertarianismo, y consigna el rechazo de los anarquistas (p.11). En cambio, les dedica un breve comentario en la sección “Libertarianismo”. El anarcocapitalismo sí está incluido dentro del artículo "Anarquismo" de la Encyclopedia of Libertarianism (SAGE publications, 2008) de Ronald Hamowy.
  60. Para los diferentes significados y contextos en que se aplica la denominación de libertario, ver El lenguaje libertario de Christian Ferrer (comp.), Terramar, 2005
  61. "Le Libertaire, Journal du Mouvement sociale", fue publicado en [[Nueva York (Nueva York)|]] desde 1858 a 1861 por el revolucionario anarco-comunista Joseph Dejacque (Max Nettlau, A Short History of Anarchism, p. 75)
  62. George Woodcock, L'anarchia: storia delle idee e dei movimenti libertari , Feltrinelli Editore, 1966.
  63. (Barry Norman, Del liberalismo classico e del libertarianismo, ELiDiR , Roma, 1993 )
  64. William Landes and Richard Posner. "The Private Enforcement of Law." 4 Journal of Legal Studies 1. [7]
  65. David D. Friedman. "Efficient Institutions for the Private Enforcement of Law." 13 Journal of Legal Studies 379. [8] [9]
  66. Mike Godwin. "Neal Stephenson's Past,Present, and Future; The author of the widely praised Baroque Cycle on science, markets, and post-9/11 America." Reason Magazine, February 2005. (http://www.reason.com/news/show/36481.html).
  67. Roblimo. "Neal Stephenson Responds With Wit and Humor." Slashdot, October (year unclear). (http://interviews.slashdot.org/article.pl?sid=04/10/20/1518217).