La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Ada Lovelace

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Ada Lovelace
Hardware, software, wetware- antes de su origen y más allá de su fin, las mujeres han sido simuladoras, ensambladoras y programadoras de las máquinas digitales.
Sadie Plant, autora del libro «Zeros and Ones» (Ceros y unos)

Augusta Ada Byron King, condesa de Lovelace


Londres, 10 de diciembre de 1815

Londres, 27 de noviembre de 1852

Primer programador en la historia de las computadoras


Biografía

Ada Lovelace nació en Inglaterra, única hija legítima del poeta inglés Lord Byron y de Annabella Milbanke Byron. Sus padres se separaron legalmente cuando ella tenía dos meses de edad. Su padre abandonó definitivamente Gran Bretaña y su hija nunca llegó a conocerlo en persona.

El 8 de julio de 1835 se casó con William King, octavo barón de King, nombrado más tarde Conde de Lovelace. Su nombre de casada pasó a ser desde entonces Lady Augusta Ada Byron King, Condesa de Lovelace, nombre del cual nace su denominación moderna de (Lady) Ada Lovelace.

Siguió estudios particulares de matemáticas y ciencias, siendo uno de sus tutores Augustus De Morgan, primer profesor de matemáticas de la Universidad de Londres. Autodidacta, desde joven trabajó con Charles Babbage. a quien se le considera como el padre de las computadoras, gracias a su que «máquina analítica» funciona con el mismo principio que las computadoras actuales.

Retrato de Ada Lovelace (1838).

Desarrolló instrucciones para hacer cálculos en una versión temprana del computador. Su relación con Charles Babbage, el hombre que inventó la primera computadora, comenzó cuando ella visitaba su taller a temprana edad. Babbage estaba muy impresionado con la manera en que ella entendía su computador para el que escribió un programa que permitiría calcular los valores de los números de Bernouilli. Luego, él pasó a ser su tutor y mas tarde trabajaron juntos. Publicó en 1843 una serie de influyentes notas sobre la computadora de Babbage, su Ingenio Analítico, que nunca llegó a construirse. En su notas, Ada Augusta dice que el Ingenio Analítico sólo podía dar información disponible que ya era conocida: vio claramente que no podía originar conocimiento. Su trabajo fue olvidado por muchos años, atribuyéndole exclusivamente un papel de transcriptora de las notas de Barbbage. Este mismo caracterizó su aportación al llamarla su intérprete y recientes investigaciones muestran la originalidad de su punto de vista sobre las instrucciones necesarias para el funcionamiento del Ingenio Analítico. En este momento se reconoce a Ada Byron como la primera persona en escribir un lenguaje de programación de carácter general interpretando las ideas de Babbage, pero reconociéndosele la plena autoría y originalidad de sus aportaciones.

Siendo muchas las mujeres que han realizado grandes aportaciones a la informática solo ADA y otras pocas cuentan con un lenguaje de programación que lleve su nombre.

Referencias

Bibliografía

  • «El legado de Ada» por Rafael Martínez, artículo publicado en Perspectivas (Nº 25, julio 2001), pag. 9-11, en formato pdf, consultado por última vez el 22 de febrero de 2005.
  • «Ceros + Unos» de Sadie Plant, Barcelona, Ediciones Destinos, 1998, cap. Binarias, pág.41.
  • Augusta Ada King: La Primera Programadora de la Historia, artículo de Carlos A. Coello Coello, consultado por última vez el 22 de febrero de 2005.
  • «Ada: The Enchantress of Numbers: Prophet of the Computer Age» de Betty Alexandra Toole, libro con la biografía de Ada Byron.
  • «The Bride of Science» de Benjamin Woolley, es una entretenida biografía de Augusta Ada Byron Lovelace. (1999)
  • «Ada, the Enchantress of Numbers: A Selection from the Letters of Lord Byron's Daughter and Her Description of the First Computer» de Betty A. Toole, una selección de las cartas de la hija de Lord Byron y su descripción del primer ordenador.
  • «Ada Byron Lovelace: The Lady and the Computer» de Mary Dodson Wade
  • «El fantasma de la máquina» artículo de Pablo Capanna, consultado por última vez el 22 de febrero de 2005.

Notas