La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

Órgano (instrumento)

De la Enciclopedia Libre Universal en Español
Saltar a: navegación, buscar
Órgano de la Catedral de Toledo (España), siglo XVIII

Un órgano es un instrumento musical aerófono con teclado, cuyo funcionamiento se basa en hacer pasar aire por tubos de diferentes longitudes (desde 5 cm hasta 7 m), lográndose generar los distintos sonidos. Se clasifica como un instrumento de viento, en una subcategoría, en la que esta completamente sólo y diseñada para él: instrumentos de viento de teclado y tubos.

Se maneja mediante uno o más teclados para tocar con las manos (manuales), y otro consistente en unos pedales en la parte inferior (pedalero). El órgano utiliza tubos de distinta longitud para conseguir los distintos tonos. Emplea los diversos métodos de producción del sonido de los aerófonos (de bisel y de lengüetas) para conseguir distintos registros o timbres. También el sonido depende del material con que se construyan los tubos (metal o madera) y de la misma forma de ellos (cilíndricos, cónicos, cónicos invertidos, prismáticos, abiertos, tapados...). Los distintos registros se accionan mediante unas palancas al alcance de la mano de quien toca el instrumento.

El aire se suministraba por medio de unos fuelles movidos a mano. Actualmente, se suministra con una bomba eléctrica.

Funcionamiento

Para su funcionamiento un órgano dispone de los siguientes elementos: fuente de alimentación de aire y mecanismo de presión; conductos de distribución del aire a presión; los secretos; teclados (manuales y pedaleros), registros y mecanismos de transmisión; los tubos; el mueble externo o caja.

Alimentación

El órgano funciona con aire a presión. Esto se consigue con dos elementos llamados fuelles: el fuelle de alimentación, que suministra el aire y lo introduce en el fuelle de depósito o de presión, que mantiene siempre igual la presión en el aire aunque suenen uno o varios tubos a la vez. Antiguamente se empleaban fuelles, o manchas, activados por ayudantes llamados folladores, manchadores o sopladores. Se accionaban con las manos, con sistemas de palancas, o incluso subiéndose encima de los más grandes para moverlos con el peso del cuerpo. Actualmente se empelan compresores eléctricos para insuflar el aire en el fuelle de presión.

Tubos

Los tubos son los elementos que producen el sonido. De ellos depende el sonido del instrumento. La altura o tono del sonido está en relación con la longitud del tubo. La forma del tubo y el sistema que emplee para producir la vibración nos dan el timbre. El conjunto de tubos de diferentes tamaños que tienen un mismo sistema de vibración y la misma forma del tubo se denomina juego. Cada juego se nombra a partir del tubo de mayor longitud, medida en pies.

Tubo de bisel

Producción de la vibración

  • Tubos de bisel, o también llamados labiales: En ellos la vibración se produce al chocar y partirse el chorro de aire a presión contra el bisel que forma el labio superior del tubo, de manera idéntica al funcionamiento de los instrumentos aerófonos de bisel.
  • Tubos de lengüeta: una lengüeta batiente, normalmente de metal, vibra al paso del aire. Funciona por el mismo principio que los instrumentos de instrumentos aerófonos de lengüeta simple.
  • Tubos tapados: pueden ser tanto de lengüeta como biselados. Son tubos que tienen cerrado el extremo superior. Con ello se consigue que suene una octava más grave que lo que corresponde por su longitud, y con un timbre más oscuro.

Forma de los tubos

Como caso extremo, el órgano de la Convention Hall de Atlantic City (Nueva Jersey, Estados Unidos) tiene 32 882 tubos.

Teclados y mecanismos

El conjunto de los teclados, ya sean para accionarlos con las manos (manuales) o con los pies (pedalero), y los registros se agrupan en la consola. Los manuales pueden ser de uno a cinco, dependiendo de la importancia del instrumento, y normalmente cada uno tiene de 56 a 61 notas (5 octavas). Por su parte los pedaleros tienen entre 27 y 32 notas (2 1/2 octavas).

Los registros se sitúan a los lados y a veces sobre los manuales. Son tiradores que permiten seleccionar los juegos de tubos que se quiera hacer sonar. En los órganos más modernos de transmisión eléctrica se emplean interruptores en lugar de tiradores.

Además de registros se sitúan aquí otros mandos que permiten acoplar los diferentes manuales entre si o con el pedalero. Otras teclas permiten conectar directamente varios juegos programados previamente; en lugar de tener que tirar de varios registros, sólo se acciona una tecla pre-programada.

El mecanismo es el conjunto de elementos que conectan los teclados con los secretos, permitiendo que el aire a presión penetre en los tubos y los haga sonar. Actualmente se emplean tres sistemas de transmisión:

  • Transmisión mecánica. El más antiguo, a base de varillas de madera articuladas. Es el sistema preferido en órganos pequeños y medianos. Muy apreciado por los organistas, al tener un "contacto directo" entre la mano y el efecto sonoro. Como inconveniente tiene que en órganos muy grandes el peso de la transmisión hace a los teclados duros de tocar.
  • Transmisión neumática. Inventado a principios del Siglo XIX. Utiliza aire a presión para mover las válvulas. Necesita menor esfuerzo sobre el teclado en órganos grandes. En cambio deja un leve soplido de fondo al tocar, el aire que va escapando de los conductos de transmisión.
  • Transmisión eléctrica. Desde principios del siglo XX. Emplea relés para accionar las válvulas, sustituyendo varillas y tubos por cables eléctricos. Ideal para los grandes órganos. A muchos organistas no les gusta, por sentirlo "frío" y lejano al "contacto directo".

Conductos y secretos

En los secretos hay una cámara de aire. Sobre ella va el mecanismo de las correderas, y encima se colocan los tubos, agrupados por juegos, y en cada juego ordenados por la altura del sonido (por el orden de las notas). Las correderas son un mecanismo deslizante y perforado, accionado por los tiradores de los registros; al coincidir las perforaciones con las bocas de los tubos, éstos están dispuestos para sonar.

Esq-secreto.png

Al presionar la tecla de una nota se abre la válvula correspondiente en la cámara inferior del secreto y el aire llega a los todos los tubos de esa nota que tengan la corredera abierta.

Los conductos llevan el aire a presión desde los fuelles a los secretos, y a veces desde éstos hasta algunos tubos alejados. En los órganos antiguos se hacían de madera. Actualmente se emplean plásticos especiales, flexibles pero indeformables, para que no se pierda la presión del aire.

La caja

Órgano perteneciente al organista Salinas, siglo XVI

Guarda y protege el conjunto del instrumento. Suele estar muy decorada, con relieves, esculturas y pinturas. En los órganos pequeños y medianos incluye la consola, aunque en los más modernos ésta se puede situar fuera de la caja. En los órganos grandes, especialmente los situados en una tribuna en alto, el positivo se pone en una caja menor, llamada cadereta, delante de la caja principal, el gran órgano, dejando entre ambas la consola y el organista.
Con las cajas se emplean términos arquitectónicos, y así se habla de fachadas, torres, muros, columnas, etc.

Los tubos más grandes que aparecen en los frentes de las cajas (fachadas) suelen ser falsos, sólo decorativos. Están hechos de madera pintada y se les llama "tubos canónigos" (por la mala fama de los canónigos de no hacer nada).

Caja de expresión

El órgano emite el aire de una manera uniforme, por tanto los sonidos de los tubos siempre tienen la misma fuerza o intensidad. Se buscaron soluciones para controlar este parámetro, y hasta el siglo XVII se empleó el recurso de acoplar varios registros para un mismo sonido: suenan más fuerte dos o tres tubos que uno solo. Pero tenía el inconveniente de que también se sumaban los timbres.

En el siglo XVII se encierran algunos registros en cajas de madera, para conseguir que suenen más débilmente. En el siglo XVIII se inventa la caja de expresión. Como su nombre indica es una caja, más o menos grande según el órgano, que encierra varias series de tubos. Uno o dos lados de la caja se cierran con una persiana de lamas pivotantes, con lo que la caja puede quedar más o menos abierta. La persiana se controla desde la consola, con un pedal especial sobre el pedalero: el "pedal de expresión". Así se pueden conseguir diferentes intensidades del sonido, e incluso efectos de crescendo y diminuendo a abrir o cerrar poco a poco la persiana.

Historia

Se atribuye el invento del órgano a Ktesibios de Alejandría (siglo III adC). Este instrumento se caracterizaba por emplear un depósito con agua para mantener la presión constante del aire; de ahí su nombre: hydraulis. Por lo demás tenía todo los elementos de un órgano.

Se conservan restos de un hydraulis en el Museo del campamento romano de Aquincum (Budapest), y otro en el Museo de Dión (Grecia, al pie del monte Olimpo); de este último se ha hecho una reconstrucción (en 1999) que funciona y suena perfectamente. También podemos ver su forma mosaicos (Libia), relieves y dibujos. Los primeros órganos romanos tenían un sonido muy potente, y se empleaban especialmente para amenizar los juegos en circos y anfiteatros.

A lo largo de la historia, los órganos han sido

  • portátiles y fijos, según estén o no dispuestos de suyo para ser trasladados.
  • hidráulicos o neumáticos, según que el aire se genere por la tensión o presión de agua, o bien por los fuelles del sistema actualmente en uso.

La invención de los fuelles actualmente en uso parece remontarse al siglo IV en Oriente pues se dibujan en un bajorrelieve del obelisco de Teodosio en Estambul. Hasta el siglo XII se emplearon los dos sistemas, resultando siempre muy embarazosos y al llegar al siglo XIII se abandonaron completamente los hidráulicos. Se generalizó desde entonces en las iglesias este instrumento que fue adquiriendo lentamente su perfección hasta el siglo XVI. En el siglo XIV se simplificó el juego de los fuelles que antes exigía la fuerza de muchos hombres y se convirtió el teclado en cromático, siendo antes diatónico.

En el siglo XV se construyeron órganos de mayores dimensiones y fijos, continuando los portátiles y pequeños para iglesias menores y se le añadieron pedales. En el siglo XVI se aumentó el tamaño de los órganos, se los encerró en una caja, tal como hoy los conocemos y se inventaron los teclados sobrepuestos. En el siglo XIX se perfeccionó hasta el punto de alcanzar un solo órgano la extensión de diez octavas con cinco teclados. En las últimas décadas con la aplicación de la electricidad a los órganos, se ha conseguido simplificar los sistemas de palancas y dar mayor rapidez a todos los movimientos.

El órgano en la música académica europea

En la música académica europea al órgano, como solista y tocado a solo, ha tenido grandes compositores que le destinaron obras célebres, sobre todo en la época barroca, edad de oro del instrumento, destacando la aportación de Johann Sebastian Bach.

Renacimiento

Ya desde la edad media ha habido colecciones de piezas para órgano solo, conduciendo, en el Renacimiento,la primera edad de oro. Antonio de Cabezón (15101566) es uno de los mejores organistas de su epoca y uno de los más destacables en el ámbito español. Para el órgano escribio tientos, pasacalles, variaciones, etc.

Barroco

En el barroco el órgano tuvo su apogeo y epoca dorada, tanto en intérpretes, compositores y organeros.

En italia destaca la figura de G. Frescobaldi (1583-1643), donde su obra Fiori musicali (1635) es una de las obras mas importantes en el ámbito teclistico.

En los Países Bajos hay otro ilustre ejemplo con P. J. Piertechik, que junto con Frescobaldi son los dos primeros genios de la literaruta barroca del teclado.

En Francia el órgano tenia bastante papel en la vida musical, habiendo incluso una escuela, la escuela francesa del órgano, donde el maximo apogeo esta entre 1660 y 1720. F. Couperin (1668-1733) es uno de sus más ilustres exponentes. Despues la escuela, junto con la escuela del clave, pierde prestigio y la musica francesa del instrumento desparace ante la idiferencia de los grandes compositores, como J. P. Rameau (1683-1764). En 1790 la escuela ya está en plena decadencia, habiendo solo compositores menores.

En España hay bastantes figuras destacables durante todo el periodo, desde Cabanilles y Correa de Arauxo hasta el P. Antonio Soler (1729-1783), donde su producción organistica es la mas importante del siglo XVIII a nivel nacional.

En Inglaterra los dos más ilustres repersentates son H. Purcell (1659-1695), que compuso piezas de tematica libre y G. F. Händel (1685-1759), que compuso conciertos para órgano y orquesta.

En Alemania el órgano tuvo una importancia capital en todos los sentidos, donde la calidad y cantidad de las obras y el gran numero de compositores que hubo durante todo el periodo hicieron que tuviera aquí el maximo apogeo que se haya conocido en su epoca y en toda la historia. Como en Francia, el órgano tuvo una escuela nacional alemana, subdividida en 3 grandes escuelas: la del norte, la del sur y la del centro. Esta escuela nacional tuvo su apogeo entre 1650 y 1750, con los 3 compositores mas importantes de la literatura alemana: J. Pachelbel (sur) (1653-1706), D. Buxtehude (norte) (1637-1707) y, sobre todo, J. S. Bach (1685-1750), cuya aportacion fue la más destacable y capital del periodo barroco y de toda la historia.

Desde 1750 hasta la actualidad

Despues de la época barroca y de las muertes de los grandes compositores nacionales del periodo entre 1706 y 1750, el órgano entró en decadencia en el papel de la música de concierto, donde la indiferencia de los grandes compositores hace que se le reserve casi exclusivamente para la musica religiosa.

En el periodo clásico, Mozart y Haydn compusieron apenas unas sonatas y fantasias el primero, y el segundo conciertos para órgano. Beethoven, por su parte, ignoraba el instrumento.

En el romanticismo surge una nueva concepción del órgano, recuperando su antigua importancia. Se convierte en un instrumento sinfónico y expresivo, capaz de conseguir sonoridades de orquesta. Entre los grandes compositores que destinan grandes obras a este instrumento hay que citar a Mendelssohn, Brahms, Bruckner, Saint-Saëns y especialmente César Franck.

El principal artífice del cambio y crecimiento del instrumento fue el organero Cavaillé-Coll, autor de magníficos instrumentos por toda Francia y parte de Europa.

En el siglo XX el órgano recupera otra vez su papel de instrumento concertante con la obra capital de O. Messiaen (1908-1992), Poulenc, Charles Widor, Maurice Duruflé o Manuel Castillo.

Selección de obras para órgano

Barroco

  • Fiori musicali (1635) de G. Frescobaldi (1583-1643)
  • Toccate et Partite (1627) de G. Frescobaldi (1583-1643)
  • Fantasia coral An Wasserflüssen Babylon de J. Reincken (1623-1722)
  • Preludio BuxWV 136 de D. Brutexude (1637-1707)
  • Athems de H. Purcell (1659-1695)
  • Preludios de J. Pachelbel (1653-1706)
  • Libro de misas (1690) de François Couperin (1668-1733)
  • Libro de órgano (1699) de Nicolas de Grigny (1672-1703)
  • Toccata y fuga BWV 565(1708) de J. S. Bach (1685-1750)
  • Sonatas BWV 525-530(1727)de J. S. Bach (1685-1750)
  • Preludios y fugas BWV 542,543,548 y 564 de J. S. Bach (1685-1750)
  • Fugas BWV 575 y 578 de J. S. Bach (1685-1750)
  • Pasacalle y Fuga BWV 581 (1715?) de J.S.Bach (1685-1750)
  • Ejercicio BWV 598 de J. S. Bach (1685-1750)
  • Orgebhuvlien BWV 599-644 de J. S. Bach (1685-1750)
  • Corales Schubler BWV 645-650 (1746) de J. S. Bach (1685-1750)
  • 18 Corales de Leipzig BWV 651-668 de J. S. Bach (1685-1750)
  • 16 Conciertos para Órgano (1730) de G. F. Handel(1685-1759)
  • Conciertos para dos órganos de P. A. Soler (1728-1783)
  • Tres Glosas sobre el Canto LLano a la Inmaculada Concepción de F. C. de Arauxo

Clásico

  • Fantasias y sonatas de W.A.Mozart (1756-1791)
  • Dos conciertos para órgano de F. Haydn (1732-1809)
  • concierto para órgano de Michel Corrette (1707-1791)

Romántico

  • Sonatas de F. Mendelshon (1809-1847)
  • Preludio y fuga en nombre de BACH de F. Liszt (1811-1886)
  • Piezas juveniles de A. Bruckner (1824-1896)
  • Preludio,fuga y variacion, de Franck
  • Sinfonia numero 3, de Camille Saint-Saëns
  • 10 piezas (1890) de Eugenie Gigout
  • Corales (1897) de J.Brahms (1833-1897)
  • Sinfonías 2ª y 8ª de G. Mahler

Siglo XX

  • Concierto para órgano (1938) de F. Poulenc (1899-1967)
  • La nativite de O.Messien (1908-1992)

Otras facetas en obras musicales

El órgano, aparte de ser un instrumento solista, ha tenido otras facetas en las obras, como acompañamiento o realizacion del bajo continuo.

En la edad media y el renacimiento, el órgano, antes de que se compusieran obras a "solo" o como solista, se utilizaba para acompañar o entonar el canto gregoriano, misas, motetes y piezas polifonicas de Leotin, Perotin, la escuela de Notre-Dame, siendo el único instrumento que se podia tocar en la música religiosa.

En la epoca barroca, con la aparicion del bajo continuo, el organo, junto con el clave, el fagot y el laúd adquiere una importancia capital, porque el órgano permitía hacer acordes juntos y alargar notas para realizar el bajo continuo. Entonces, desde 1600 hasta 1750, el órgano esta practicamente como parte del bajo continuo en todas las obras vocales religiosas, y también, se puede decir la instrumental. Todos los compositores barrocos hicieron la tecnica del B.C, entre ellos, Monteverdi, Lully, Brutexude, Couperin, J. S. BACH, etc... Como ejemplos de obras que requieran el apoyo del órgano haciendo el bajo continuo se podian citar las 200 cantatas sacras de J. S. BACH(1685-1750) o el Gloria RV 589 de Vivaldi (1675-1741).

Además de la técnica del bajo continuo, al órgano tambien se le dio un papel de acompañante melódico como ejemplo, algunas árias de cantatas sacras de J.S.Bach o anthems de H. Purcell (1659-1695).

En el clasisismo y épocas posteriores, con el desuso del bajo continuo, el órgano recupera el papel de acompañante y entonador y se relega básicamente a la música religiosa.

El órgano electrónico

Artículo desarrollado → Instrumento electrófono.
Artículo desarrollado → Órgano Hammond.


Referencias


Otras fuentes de información

Notas